El castillo de cartas de Marvel se está desmoronando después de que Black Widow, Shang-Chi y Eternals no lograrán cubrir sus gastos en la taquilla, y se desplomarán las suscripciones de Disney Plus.

Disney publicó sus resultados del cuarto trimestre (julio a octubre) teniendo que mostrar pésimos números tanto en sus películas como en las suscripciones de Disney Plus, el servicio de streaming que había generado enormes expectativas para la empresa en la bolsa pero que ahora está demostrando no explotar todo su potencial.

La histórica compañía de entretenimiento estadounidense implementó desde principios del 2020 una estrategia de marketing “diversa” y dio inicio a una “nueva fase progresista” en sus películas y series.

En el informe para inversores, Disney tuvo que admitir que Black Widow y Shang-Chi perdieron millones de dólares, no logrando superar los costos de marketing de las propias películas. Se estima que Eternals tenga resultados incluso peores, pero esta información se publicará en el informe de inversionistas del primer trimestre del próximo año.

Con respecto a la cantidad de suscripciones a Disney Plus, la empresa informó que en los tres meses bajo analisis solo lograron sumar 2 millones de usuarios nuevos, cuando esperaban como mínimo 8 millones. El medio Deadline informa que Disney esperaba 126 millones de suscriptores para octubre, pero terminaron el mes con 118 millones de suscriptores globales.

La noticia generó una fuerte caída en las acciones de Disney en las operaciones fuera de horario hasta en un 5%, para terminar el jueves casi 8 puntos abajo, perdiendo 10 dólares por acción de capitalización de mercado y cerrando la peor jornada desde el estallido de la pandemia.

El nuevo Marvel progresista lidera el colapso de Disney

Respecto a Marvel, la marca no parece lo que solía ser cuando actores como Robert Downey Jr. (Iron Man) y Chris Evans (Capitán América) lideraban el MCU, y ninguna película desde Avengers: Endgame ha logrado cubrir sus propios gastos.

Las películas de Fase 4 de Marvel han sido un fracaso. Las series de Disney Plus no han logrado retener a los millones de suscriptores nuevos que se registraron durante el 2020 cuando estaban todos encerrados por la pandemia.

Disney le había dicho a sus accionistas que estos usuarios estaban “enganchados” y que estimaban que cada usuario estaría “varios años pagando su tarifa”, pero millones se han desuscripto este año.

La compañía también tuvo que pagar, según se estima, unos 40 millones de dólares a la actriz Scarlett Johansson para resolver una demanda que la intérprete de Black Widow presentó ante la Justicia porque no le habían pagado las regalías de la publicación de su película en Disney Plus (por la cual cobraban 30 dólares aparte de la suscripción mensual).

En definitiva, los fans de Marvel, después de la épica de dos partes que fue Avengers 3 y 4, no volvieron en masa a ver la entrega fuera de cronología de Black Widow ni la entrega de un nuevo personaje chino que “le daría diversidad al mundo Marvel” (que nada le importa a los espectadores de una película de superhéroes de acción).

Menos lo harán para ver la película “ultra-diversa” Eternals, que ya está en camino a ser la película menos vendida del MCU, en particular desde el estreno de Iron Man en 2008.

Quitando a Spider Man 3, que promete ser una nueva épica que juntará personajes de múltiples sagas y universos distintos, que sin dudas explotará en la taquilla, las próximas entregas del MCU incluye múltiples películas feministas, en especial The Marvels, que tendrá un nuevo superhéroe mujer y musulmana.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.