Redacción BLes– El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, supuestamente dijo a su círculo íntimo que una norma judicial podría “reintegrarlo” a la Casa Blanca este agosto.

La periodista del New York Times, Maggie Haberman, tuiteó el martes 1 de junio el rumor de la información privilegiada con un vídeo de la CNN sobre el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, quien conjeturó un posible “golpe de Estado al estilo de Myanmar”, donde los militares tomaron el control del país tras una espantosa masacre de ciudadanos y sus opositores.

“Trump ha estado diciendo a un número de personas con las que está en contacto que espera que se reintegre para agosto (no, no es así como funciona, sino que simplemente comparte la información)”, tuiteó Haberman.

Le recomendamos: Los OSCUROS VÍNCULOS de FAUCI con el LABORATORIO de WUHAN

Ad will display in 09 seconds

Flynn ha sido reprendido por los principales medios de comunicación por haber apoyado un golpe violento similar al de Myanmar en Estados Unidos en una conferencia de Qanon, en la que un miembro del público le preguntó: “Quiero saber por qué lo que ocurrió en [Myanmar] no puede ocurrir aquí”.

“No hay ninguna razón para que ocurra aquí. Ninguna razón. Así es”, dijo Flynn, lo que dio pie a las acusaciones.

Más tarde, el lunes 30 de mayo, Flynn tuvo que dar más explicaciones sobre sus breves y, por tanto, poco claros mensajes en Parler.

“Permítanme ser MUY CLARO – No hay ninguna razón en absoluto para ningún golpe de Estado en Estados Unidos, y no hago ni he hecho en ningún momento un llamamiento a ninguna acción de ese tipo”, escribió.

En su tuit, Haberman dijo que el resurgimiento de los reclamos de “reinstalación” podría relacionarse con una acusación de Nueva York a la que fue sometido Trump.

La idea de que Trump será “restituido” antes del Día del Trabajo fue aclamada por muchos partidarios de Trump, que argumentaron que con las actuales “auditorías” en estados clave que en realidad resultaron ser a favor del ex presidente, la Corte Suprema tendría una base elegible para llevarlo de nuevo a la Casa Blanca.

Sin embargo, con la continua falta de atención de los tribunales, que el senador Rand Paul dijo a mediados de abril que ha estado haciendo un desafío para que los que quieren reexaminar el resultado de las elecciones de 2020 lleven a cabo la demanda, es poco probable que la teoría esperanzadora de los Trumpers se materialice.

“Lo único que creo que es falso es que los tribunales hayan escuchado esto en su totalidad”, dijo Paul sobre las numerosas demandas rechazadas por el tribunal, que dictaminó que carecían de pruebas.

Han pasado más de siete meses desde el controvertido evento de las elecciones presidenciales. Hasta ahora, ha habido grupos de vigilancia que han conseguido reunir pruebas innegables de resultados manipulados. Queda por ver si se abren las posibles puertas para que el ex presidente continúe su liderazgo durante otro mandato.

Laura Enrione – BLes.com