Redacción BLes- En agosto pasado, un entrenador de fútbol en la Universidad de Illinois, Kurt Beathard, perdió su puesto por haber cambiado un cartel del movimiento marxista Black Lives Matters por uno que decía “Todas las vidas importan para el Señor y Salvador Jesús Cristo”, reportó The Blaze.

Beathard, un cristiano devoto, llegó un día a mediados de agosto a su oficina, y vio un cartel pegado en su puerta que decía Black Lives Matters el cual incluía el sitio web de la organización. Investigó un poco sobre la ideología del movimiento y descubrió que aboga por eliminar el núcleo familiar además de declararse abiertamente marxistas.

El entrenador dijo: “Pensé: ‘No, no puedo tener esto en mi puerta. Así que lo quité y lo puse detrás de la silla de mi oficina. Estaba rezando por ello y pensé: ‘Todas las vidas importan aquí, y no hay otra organización que no sea Jesucristo para patrocinar eso.'”

Después de considerar la situación, decidió escribir un cartel él mismo con un mensaje más abarcador: ‘Todas las vidas importan para el Señor y Salvador Jesús Cristo’ y lo colgó de su puerta.

El cartel estuvo pegado dos semanas en su puerta, hasta que alguien tomó fotos de este y las hizo circular en la universidad. Presuntamente algunos estudiantes se ofendieron y el tema llegó a los oídos de sus superiores, quienes le pidieron amablemente si lo podía quitar.

“No lo exigieron”, recordó Beathard. “Sólo dijeron: ‘Como un favor, ¿podrías por favor quitar eso de tu puerta?’ No lo quité de inmediato. Me senté allí y recé por ello, y dije: ‘Dios sabe dónde está mi corazón’. Eso es todo lo que importa. Si quitarlo ayuda, lo quitaré'”.

Sin embargo, el 2 de septiembre las autoridades le comunicaron que no era más el entrenador del equipo y que había sido reasignado.

Algunos periódicos locales e incluso reportaron que Beathard renunció a su puesto, pero el entrenador lo desmintió tajantemente. “Nunca renuncié. No renuncié a ese trabajo”, confirmó en una entrevista con Outkick. También acusaron al entrenador de haber removido otros carteles similares de los jugadores en una aparente intención de mancillar su reputación.

Beathard renegó de la cultura de cancelación que atormenta a los Estados Unidos en tiempos recientes y los desmedidos movimientos violentos de izquierda que intentan demonizar la cultura judeo-cristiana y los valores básicos de la cultura occidental.

Él dijo: “No me gusta la forma en que esto tiene que ser. No me gusta que no puedas tener una opinión diferente a la de otra persona. Pero no cambiaría [lo que hice]. No voy a negar a Jesús. Si niegas a Jesús, él te negará a ti. Está escrito en la Biblia, varias veces. No me voy a echar atrás en eso… creo que tengo un mensaje para compartir con los jugadores. De verdad que sí. Creo que puedo ser bueno para ellos. Puedo defender a Jesús frente a un grupo de jugadores y no avergonzarme”.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com