Redacción BLes – Miembros del grupo de extrema izquierda Antifa, en colaboración con un grupo de ocupantes ilegales en Portland, atacaron violentamente a la policía cuando intentaron desalojarlos de la propiedad privada el martes por la mañana. La fuerza policial llegó a detener a varios de los violentos pero finalmente se vieron obligados a abandonar el lugar mientras la turba avanzaba generando destrozos a su andar. 

Los sucesos se produjeron en un lugar de Portland llamado La Casa Roja, donde varios ocupantes se apoderaron del lugar, ingresando en casas y lotes de forma ilegal, causado gran caos en el vecindario durante los últimos meses.

Según el informe policial, durante los últimos días recibieron más de 80 llamadas desde la zona de conflicto por parte de los vecinos denunciando actividades delictivas de todo tipo, protagonizadas por los ocupantes.

Las llamadas de servicio incluyeron: peleas, disturbios, disparos, robos, vandalismo, excesos de ruido, amenazas (incluso de personas armadas) y bloqueos ilegales de tráfico, de aceras y acceso a las viviendas

Al llegar las fuerzas policiales el martes por la mañana, en una de las casas ocupadas se encontraron con una persona armada a la cual lograron reducir rápidamente, y al ingresar hicieron lo mismo con el resto de los ocupantes. Durante el allanamiento encontraron varias armas de fuego las cuales fueron retenidas por las autoridades policiales.

Según el informe, los policías luego de las aprehensiones se quedaron al margen mientras los propietarios privados comenzaron a asegurar su propiedad.

Los ocupantes, aparentemente bien conectados, lograron en poco tiempo contar con un ejército de miembros de Antifa quienes se encargaron de expulsar del lugar a los efectivos policiales utilizando extrema violencia para conseguir su objetivo.

Le recomendamos:

Un medio local colocó en su cuenta de Twitter: “Última hora: Antifa ataca violentamente a los agentes de policía de Portland en un ataque matutino.”

En el video se puede ver claramente cómo los manifestantes rocían con extintores a los policías, les arrojan objetos y dan golpes de puño y patadas. 

Melissa Lewis, periodista independiente, también se acercó al lugar y subió material fílmico en su cuenta de Twitter, donde se puede ver con claridad cómo los manifestantes atacan violentamente a los policías que estaban haciendo su trabajo. 

La policía logró arrestar a unas 7 personas según el informe policial, pero el fiscal Mike Schmidt, apenas unas horas después, retiró todos los cargos de los imputados. 

El fiscal Schmidt ya ha estado varias veces en el centro de las críticas por sus políticas permisivas respecto al grupo terrorista Antifa y a los manifestantes de extrema izquierda que en reiteradas ocasiones han generado caos en Portland y en muchas ocasiones han sido detenidos y a las pocas horas liberados incluso sin cargos en su contra.

Andrés Vacca – BLes