El gobernador de Florida firmó el decreto que además insta a las escuelas públicas a enseñar a los alumnos las consecuencias de una ideología que ha dejado más de 100 millones de muertos.

Más de 100 millones de asesinatos ha dejado el comunismo a lo largo de la historia. Comenzando por China, pasando por la Unión Soviética, hasta llegar a los movimientos de izquierda en América Latina. A dicho legado lo describe la miseria y la muerte producto de una ideología fracasada. Teniendo en cuenta ese precedente y para «honrar a los cientos de millones de personas que han sufrido bajo estos regímenes», el gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó un proyecto de ley para establecer el 7 de noviembre como el “Día de las Víctimas del Comunismo”.

“Honrar a las personas que han sido víctimas de los regímenes comunistas y enseñar a nuestros estudiantes sobre esas atrocidades es la mejor manera de garantizar que la historia no se repita”.

De esta manera Florida se une a Virginia, que en marzo de 2018 se convirtió en el primero en dar reconocimiento estatal a esta fecha. Otros estados también se sumaron al listado posteriormente, como Utah y Alabama. Sin embargo, el precedente quedó fijado en el año 2017 por el expresidente Donald Trump con reconocimiento federal, que mencionaba el daño causado «bajo el falso pretexto de la liberación». El comunicado podía leerse en la página web de la Casa Blanca, aunque actualmente parece haber sido eliminado por la Administración demócrata.

Contrarrestar el adoctrinamiento

«Si bien en algunos círculos está de moda blanquear la historia del comunismo, Florida defenderá la verdad y seguirá siendo una cabeza de puente para la libertad”, agregó DeSantis en compañía de descendientes de ciudadanos cubanos asesinados a manos del régimen castrista.

El Proyecto de Ley (HB) 395 de la Cámara de Representantes, también incluye un llamado a las escuelas públicas de ese estado a conmemorar el Día de las Víctimas del Comunismo. Los estudiantes recibirán 45 minutos de instrucción «sobre temas relacionados con los regímenes comunistas y cómo sufrieron las víctimas a manos de estos regímenes». Se aplicará a partir del año escolar 2023-2024, de acuerdo con el portal de la Gobernación de Florida.

Lo que aplica DeSantis con el nuevo decreto se convierte en una antítesis de lo que ocurre en Cuba, donde los niños son adoctrinados a favor del sistema comunista y deben jurar bajo la frase “¡Seremos como el Che!”.

“Estoy aquí hoy para hablar en nombre de los 120.000 estudiantes de Miami-Dade College, el 75 % de los cuales son hispanos, y muchos cuyos padres y abuelos huyeron del comunismo para darles la oportunidad de venir aquí”, declaró Madeline Pumariega, presidente del Colegio de Miami Dade.

La oscura represión en la isla

Rosa María Payá, activista cubana de derechos humanos, recordó durante el evento que «al menos 1000 cubanos están sufriendo prisión política por marchar pacíficamente exigiendo la libertad», en referencia a las protestas de julio del año pasado.

Sus palabras van en consonancia con la lista de presos políticos de Cuba, registrada por Prisoners Defenders, la cual registró 1015 prisioneros al 30 de abril de 2022. De esa cifra, 32 son menores de edad, con dos niñas y siete niños «sentenciados por sedición con altísimas penas de privación de libertad», citó la organización.

Adicionalmente, el nuevo decreto otorgará 25 millones de dólares al Miami-Dade College «para apoyar la preservación y mejora de Freedom Tower, que actualmente alberga el Museo de Arte y Diseño de Miami-Dade College». El Museo alberga la Galería del Legado Cubano y la Experiencia del Exilio que honra el legado de los cubanoamericanos.

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.