Redacción BLes– El cantante de R&B R. Kelly ha sido acusado de abusar de mujeres jóvenes y niñas con aparente impunidad durante años. La mayoría de ellas eran jóvenes negras y niñas negras.

Después de décadas de escapar a la responsabilidad penal por múltiples acusaciones de mala conducta con mujeres jóvenes y niñas, R. Kelly, el artista de R&B fue finalmente declarado culpable en Nueva York el lunes 27 de septiembre en un juicio por tráfico sexual, como informó NBC News. Esto ocurrió gracias a los esfuerzos de las mujeres negras.

Un jurado compuesto por siete hombres y cinco mujeres declaró a Kelly culpable de los nueve cargos, entre ellos uno de asociación ilícita y ocho de violación de la Ley Mann, que prohíbe el transporte de personas a través de las fronteras estatales “para cualquier fin inmoral”. Ha estado detenido durante gran parte del tiempo desde que fue arrestado por primera vez en 2019.

“El veredicto de culpabilidad de hoy marca para siempre a R. Kelly como un depredador, que usó su fama y fortuna para aprovecharse de los jóvenes, los vulnerables y los que no tienen voz para su propia gratificación sexual”, dijo la fiscal federal en funciones Jacquelyn Kasulis en un comunicado.

“Para las víctimas de este caso, sus voces fueron escuchadas, y finalmente se hizo justicia. Esperamos que el veredicto de hoy traiga alguna medida de consuelo y cierre a las víctimas”, añadió Kasulis.

Mientras se anunciaba el veredicto en el tribunal federal de Brooklyn, Kelly llevaba una máscara bajo unas gafas de montura negra y permanecía inmóvil con los ojos bajos.

El abogado de Kelly, Deveraux Cannick, dijo a los periodistas que Kelly “no dijo mucho” tras el anuncio del veredicto porque “estaba conmocionado”.

Durante el juicio, varias acusadoras testificaron con detalles gráficos sobre cómo Kelly las sometió a caprichos perversos y sádicos cuando eran menores de edad.

Según los fiscales del juicio, basado en las acusaciones de seis personas, Kelly era un depredador sexual en serie que abusó de mujeres jóvenes, así como de niñas y niños menores de edad durante más de dos décadas. Además, él y su entorno dirigían una empresa criminal que reclutaba y preparaba a las víctimas para mantener relaciones sexuales y organizaba sus viajes a conciertos y otros eventos en todo Estados Unidos.

El abogado Gerald Griggs, que representa a numerosas acusadoras de Kelly y a sus familias, elogió a sus clientes por su “inmensa fortaleza” y agradeció a los fiscales.

“Esto es sólo el principio. Hemos estado luchando esta batalla desde 2017, y muchas de las víctimas han estado luchando esta batalla durante años”, dijo Griggs. “Finalmente, sus voces fueron escuchadas”.

La lucha para proteger a las mujeres y niñas negras continúa. Por desgracia, debido a la interseccionalidad, o la opresión sistemática de las mujeres negras basada en su raza y su género, las mujeres negras siguen siendo vulnerables a los abusos sexuales.

De hecho, las mujeres negras no deberían ser las supervivientes olvidadas de la violencia sexual. Al tratar con múltiples sistemas como la justicia penal, la educación y la atención sanitaria, las mujeres negras se enfrentan a diario a los prejuicios y al racismo de género institucionalizado. Muchas personas se esfuerzan por desarrollar políticas y prácticas eficaces para hacer frente a estas injusticias.

Según AP News, Kalimah Johnson, directora ejecutiva del Centro SASHA de Detroit, que ofrece ayuda a las supervivientes de agresiones sexuales, dijo que “las mujeres negras llevan mucho tiempo en este país y… nuestros cuerpos nunca fueron nuestros para empezar”.

“Nadie nos permite ser algo digno de protección”, dijo. “Un humano que necesita amor, y sagrado”. Es como si, dijo, “no hubiera nada sagrado en el cuerpo de una mujer negra”.

El desarrollo del movimiento #MeToo contra los abusos sexuales dio lugar a la campaña en las redes sociales #MuteRKelly, al boicot de sus discos y a protestas en todo el país.

La serie documental “Surviving R. Kelly”, que apareció en Lifetime en 2019, también contenía testimonios de múltiples acusadores, intensificó las peticiones para que se enfrentara a acciones legales.

Tarana Burke, fundadora de Me Too dijo “Creo que dice que tienes que creer en el poder de tu propia comunidad, porque esto no habría sucedido si no fuera por las mujeres negras que mantienen el rumbo”, Burke añadió “Fueron las mujeres negras las que decidieron: ‘No vamos a dejar que esto caiga en saco roto’. Fueron las mujeres negras las que decidieron: ‘Si nadie más se va a preocupar, nosotras nos vamos a preocupar por las mujeres y niñas negras de nuestra comunidad'”.

Dawn Barlowe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.