Redacción BLes – Las autoridades de EE. UU. relacionaron la bajada en el número de deportaciones con el descenso en el número de aprehensiones debido al “efecto disuasorio”, que ha provocado el endurecimiento en la aplicación de las leyes fronterizas de la administración Trump, describió el Washington Post.

Pese a que un sector de la opinión pública se indigna con las deportaciones y las cárceles para niños que se atribuyen al presidente Donald Trump, se olvida que estas crueldades se originaron y alcanzaron cifras inéditas con Barack Obama, antes de que el actual mandatario las prohibiera.

“Los demócratas por error twittean fotos de 2014 del gobierno de Obama mostrando a niños de la frontera en jaulas de acero”, escribió el presidente Trump hace más de un año, tras desatarse una tormenta de acusaciones en los medios de comunicación.

“Pensaron que eran fotos recientes para hacernos quedar mal, pero les salió el tiro por la culata”, añadió después de que el editor jefe de la revista New York Times, Jake Silverstein, el escritor de discursos de Obama, Jon Favreau, y el reportero de CNN, Hadas Gold, compartieron las fotos sin saber que se remontabann a la era Obama.

“Si la izquierda quiere llamarlas jaulas y los demócratas quieren llamarlas jaulas, entonces tienen que aceptar el hecho de que fueron construidas y financiadas en el año fiscal 2015″, confirmaba por su parte, Thomas Homan, exdirector ejecutivo asociado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas durante la presidencia de Obama, de acuerdo al Washington Examiner.

“El deportador en jefe”

En comparación, el presidente Barack Obama deportó en los tres primeros años de su mandato a unas 400 000 personas más que el presidente Donald Trump en el mismo período, señaló el diario capitalino sugiriendo que la actual administración ha logrado enviar un mensaje a los que consideran viajar a EE. UU. de que no vale la pena intentarlo.

El presidente Trump ha mantenido un número constante de deportaciones de entre 200 y 300 000 personas desde que entró, mientras que Obama llegó a cifras anuales récord incluso superando las 400 000 en 2012, de acuerdo a las cifras oficiales obtenidas por Axios.

Es más, en su primer año en la Casa Blanca, el presidente Trump, deportó 177.000 inmigrantes ilegales menos que Obama en su primer año (2009) de acuerdo a datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​ (CBP, por su sigla en inglés) citados por BBC.

Registros de deportaciones de cada presidente de EE. UU. (Fuente oficial)
Registros de deportaciones de cada presidente de EE. UU. (Departamento de Seguridad Nacional)

Recientemente, el ex vicepresidente Joe Biden luchó por defender el historial de inmigración del presidente demócrata Obama quien se jacta de defender a los inmigrantes pese a haber realizado más deportaciones que cualquier otro presidente entre 2009 y 2016, ganándose el apodo de “deportador en jefe”, de acuerdo con Vox.

“[Usted] sirvió como vicepresidente en una administración que deportó a 3 millones de personas, la mayor cantidad en la historia de Estados Unidos. ¿Hizo algo para evitar esas deportaciones?”, preguntó el moderador Jorge Ramos a Biden durante el debate demócrata del 12 de septiembre.

“Estoy [de acuerdo] con Barack Obama en todos los ocho años. Bueno, malo e indiferente”, respondió inexplicablemente Biden, antes de sostener que se debe conceder asilo a todos los inmigrantes que lleguen a la frontera.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Ad will display in 09 seconds