Redacción BLesEl gobernador de California, Gavin Newsom, anunció recientemente el cierre de una histórica prisión en la ciudad de Susanville. Según las acusaciones del presidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), el gobernador demócrata habría tomado la decisión con el único objetivo de atacar una zona donde prevalecen los valores conservadores y republicanos.

El recién nombrado presidente del SEIU, Richard Louis Brown, aseguró el viernes en una entrevista con Fox News, que el gobernador Newsom está apuntando a los trabajadores del condado de Lassen porque el área, justo al noroeste de Reno-Sparks, Nevada, es principalmente republicana. De hecho, en 2016, el 73% de los votantes de Lassen votó por Donald Trump; el margen más alto del estado.

Según las palabras de Brown no puede existir otra motivación para cerrar la penitenciaría que no sea política y dominada por el rencor, teniendo en cuenta que hasta los vecinos tenían buenas relaciones con los prisioneros, sobre todo luego de que muchos de ellos hayan colaborado en el pasado en la extinción de incendios forestales que golpearon fuertemente en la zona.

“La única razón por la que este gobernador está cerrando esa prisión y está atacando pueblos pequeños, a las personas y a sus familias, es porque estas personas en el condado de Lassen tienen valores conservadores con los que él no está de acuerdo, y por eso está enojado, y como está enojado, quiere cerrar sus vidas, quiere destruirlos”, aseguró Brown.

Y luego agregó: “mi primera pelea es asegurarme de que nuestros empleados de todos los sindicatos del sector público en la prisión de allí en el condado de Lassen están protegidos y no pierden su trabajo por causas ajenas a ellos”.

La prisión emplea a más de 1.000 personas en una ciudad que posee una población de menos de 9.000 habitantes, excluidos los presos. Los residentes temen con lógica razón que la pérdida de un empleador tan grande signifique un efecto dominó en otros sectores económicos de la región.

Brown pareciera tener un perfil muy diferente al de la mayoría de las autoridades sindicales, en principio aboga por reprimir la naturaleza politizada de los sindicatos al mismo tiempo que busca reducir las cuotas de afiliación, lo que le ha generado muchos enemigos en los sectores izquierdistas que predominan en los ambientes sindicales.

Le recomendamos: POLICÍA relata haber presenciado la SUSTRACCIÓN DE ÓRGANOS en CHINA

Ad will display in 09 seconds

Paralelamente los gobernantes de la ciudad de Susanville, anunciaron que planean demandar a la administración del gobernador Gavin Newsom por el cierre propuesto de la prisión estatal de California en junio de 2022, que acorde a lo argumentado por los demandantes, devastaría la economía local.

El razonamiento utilizado por la administración Newsom para determinar el cierre planificado de la prisión, que durante años ha sido un centro para el entrenamiento de los reclusos para la extinción de incendios forestales, fue la gran disminución del número de californianos encarcelados, agravada por la pandemia del virus del Partido Comunista Chino (PCCh), que resultó en la liberación anticipada de miles de reclusos.

No es la primera vez que el gobernador Newsom genera polémica por sus políticas respecto a las prisiones estatales. A comienzos de mayo, legisladores demócratas afines al gobierno estatal, anunciaron la liberación anticipada de decenas de miles de reclusos, incluyendo violentos y reincidentes. Entre los 76 mil elegibles para ser liberados, se incluyeron al menos a 20 mil condenados a cadena perpetua.

Las nuevas reglas, que fueron anunciadas de la noche a la mañana y sin previo aviso, entraron en vigencia de inmediato, pero podrían pasar varios meses antes de que los reclusos salgan en libertad, reportó Fox News.

Los funcionarios penitenciarios dicen que el objetivo es recompensar a los reclusos que buscan mejorarse a sí mismos, mientras que los críticos dicen que la medida pondrá en peligro a la sociedad general.

Más de 63.000 reclusos condenados por delitos violentos serán candidatos para recibir créditos por buena conducta, que acortan sus sentencias en un tercio en lugar de la quinta parte tal como se había acordado en la última reducción de penas en 2017. Eso incluye a casi 20.000 reclusos que están cumpliendo cadenas perpetuas con la posibilidad de libertad condicional.

Andrés Vacca – BLes.com