Redacción BLesEl Comité de Asignaciones de la Cámara controlado por demócratas, presentó el martes un proyecto de ley de financiamiento para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el cual reduce los fondos para los controles fronterizos en el 2022 incluyendo el muro fronterizo a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, al mismo tiempo que amplía la iniciativa del presidente Joe Biden de proporcionar refugio a tantos extranjeros ilegales en los Estados Unidos como sea posible.

El Comité Demócrata presentó su propuesta de financiamiento del DHS siguiendo los lineamientos políticos que viene implementando la administración Biden respecto a la inmigración desde que llegó a la Casa Blanca.

El presupuesto de casi  53 mil millones de dólares recorta los fondos de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en casi 930 millones y también reduce los fondos de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en por lo menos 1,5 millones en comparación con los niveles de gasto del año fiscal actual, a sabiendas que la crisis migratoria está lejos de ser controlada.

El presupuesto rescinde además los 2,06 mil millones de dólares previamente asignados para la construcción del muro fronterizo y no proporciona fondos para agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., teniendo en cuenta que la creación del muro, ahora cancelado, permitiría reducir la presencia policial en la zona. 

También permite que hasta 100 millones de dólares que fueron designados previamente para construir un muro fronterizo vayan ahora al Departamento del Interior.

Paralelamente, el proyecto busca transferir 132 millones de dólares en fondos destinados a “nuevas tecnologías”, argumentando que un “muro virtual” resulta más efectivo que las barreras físicas que detienen o disuaden a los que intentan cruzar la frontera de modo ilegal.

Los sectores conservadores y republicanos no tardaron en hacer llegar sus críticas al presupuesto:

“Me opongo rotundamente al proyecto de ley propuesto por mis colegas demócratas para financiar el Departamento de Seguridad Nacional”, dijo el representante republicano Chuck Fleischmann a Breitbart News en un comunicado.

Le recomendamos:La UNIÓN SOVIÉTICA ordenó a OSWALD ASESINAR a JFK, revelan ex JEFES de la CIA y KGB

Ad will display in 09 seconds

“Este proyecto de ley rescindirá todos los fondos del muro fronterizo del año anterior y haría imposible que los oficiales de inmigración y la patrulla fronteriza hagan su trabajo”, continuó diciendo Fleischmann.

Otra cuestión que sumó indignación entre aquellos que hicieron una primera revisión del proyecto fue que al mismo tiempo que se recortaron fondos para el control fronterizo en el sur de los Estados Unidos, se incluyeron 870 millones de dólares en dinero de los contribuyentes para medidas de “seguridad fronteriza” en países extranjeros como Jordania, Líbano, Egipto, Túnez y Omán. 

La mayor parte de estos fondos están destinados a Jordania para ayudar a “mejorar la seguridad fronteriza” al mismo tiempo que se brindará asistencia al gobierno para apoyar a las fuerzas armadas a mejorar la seguridad a lo largo de sus fronteras.

Las críticas no se centran en que Estados Unidos colabore con la seguridad y paz en Medio Oriente, lo que resulta incomprensible es que mientras se invierte en seguridad en el extranjero se desinvierte en Estados Unidos, justo en el momento donde se está atravesando una de las crisis migratorias más profundas de los últimos tiempos. 

Los funcionarios federales de inmigración detuvieron durante el mes de mayo a más de 172.000 personas que cruzaron la frontera sur ilegalmente, el aumento implica casi un 700 por ciento más que las detenciones de este tipo, en relación con el mismo período del año pasado durante la administración Trump, cuando se implementaban controles fronterizos estrictos.

Andrés Vacca– BLes.com