Redacción BLes– El miércoles 22 de julio pasado, la Cámara de Representantes con mayoría demócrata, aprobó la “Ley de No Prohibir” que busca repeler todas las restricciones para ingresar a los Estados Unidos de países que representan un alto riesgo a la seguridad nacional, reportó Fox News.

Los países que conforman la lista actualmente son: Irán, Libia, Corea del Norte, Somalia, Siria, Venezuela, Yemen, Birmania, Eritrea, Kirguistán, Myanmar, Tanzania Somalia y Nigeria.

Trump firmó una orden ejecutiva para prohibir la entrada al país poco después de asumir como presidente en enero de 2017 como parte de sus promesas para lidiar con la amenaza que estos países representan para la seguridad nacional. 

Sin embargo, el gobierno permite revisar ciertas excepciones. Según estadísticas del Departamento de Estado, 80.000 personas aplicaron para entrar los Estados Unidos desde que las restricciones entraron en efecto, y de ellas y alrededor de 18.000 de estas aplicaciones recibieron una exención, reportó Fox News

Los demócratas con la ayuda de los medios principales criticaron a Trump acusándolo de xenófobo y llamaron a la orden ejecutiva, la “prohibición musulmana”, aunque en realidad, hay muchos países con mayoría musulmana que no están en la lista.

“Esto no tiene nada que ver con la religión. Esto tiene que ver con asegurar nuestro país”, dijo la diputada Debbie Lesko, republicana de Arizona. “Si realmente era, como ustedes lo llaman, una prohibición de los musulmanes, ¿por qué Indonesia no está en esta prohibición? Quiero decir, tienen muchos musulmanes. Esto es simplemente inexacto. Sólo están difundiendo una falsedad.”

Se espera que la resolución tenga vida corta, ya que el Senado con mayoría republicana, votaría en contra.

Desde el ataque terrorista a las Torres Gemelas de 2001, hasta las bombas en la Maratón de Boston en 2013, Estados Unidos y el mundo occidental han sufrido ataques a manos de estas organizaciones terroristas como Al Qaeda, Hezbollah, ISIS, así como por muchos individuos radicalizados, que provienen de estos países, e incluso algunos gobiernos las protegen y resulta difícil distinguir quienes vienen con buenas intenciones y quienes no.

En cuanto a Venezuela, el único país de Sudamérica, después de más de una década de socialismo, el ilegítimo gobierno de ese país se ha vuelto un cártel de drogas y las libertades civiles han desaparecido completamente. El 18 de mayo, Reuters reportó que Estados Unidos acusó al gobierno (en disputa) de Maduro de inundar Estados Unidos con drogas y ha puesto una recompensa de 15 millones por Nicolás Maduro.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com