Redacción BLes – Los congresistas republicanos obtuvieron la mayoría en ambas cámaras de 31 de los 50  estados de EE. UU., derrotando a los demócratas a pesar de que estos los triplicaron en gastos. 

Para el reconocido excongresista y presentador Newt Gingrich esto causaría: “la frustración que sienten los demócratas después de que su ola azul se haya evaporado”, de acuerdo con su artículo de Fox News del 5 de diciembre. 

“El tsunami rojo fue creado porque el pueblo americano rechazó el radicalismo de los demócratas. Una nueva generación de candidatos republicanos trajo nueva energía, ideas y partidarios al GOP [partido republicano]”, señaló Gingrich, aludiendo a los colores distintivos de cada partido.

A su vez, la jefa del Consejo de Intercambio Legislativo Americano (ALEC) Lisa Nelson,  calcula que los demócratas triplicaron el gasto de los republicanos en las campañas legislativas estatales.

Por otro lado, si a pesar de las enormes cantidades de dinero invertido a nivel estatal los demócratas no lograron ni siquiera igualar los resultados de los republicanos, este hecho aumentaría la incoherencia de que el candidato demócrata presidencial, Joe Biden, haya obtenido legalmente 80 millones de votos.

Además de la desproporcionada inversión, los demócratas contaron con la feroz propaganda de los medios de izquierda que imaginaban “la próxima ola azul y el aplastamiento de los republicanos en una marea anti-Trump”, como menciona Gingrich.

Le recomendamos:

Adicionalmente, las grandes tecnológicas manipularon las redes sociales censurando a los conservadores y a los republicanos con creciente intensidad, al acercarse el 3 de noviembre.

No obstante, todo lo anterior no fue suficiente para convencer a los estadounidenses de que votaran por las controvertidas políticas y candidatos demócratas, con fuertes tendencias de izquierda radical. 

Otros de los triunfos de los republicanos se observan en la obtención de las mayorías de las legislaturas y gobernaciones en 23 estados, mientras los demócratas solo controlan la legislatura y las gobernaciones en 15 estados.

Asimismo, los republicanos superan a los demócratas con mayoría en siete estados con gobernadores demócratas, ante los tres estados con gobernadores republicanos que controlan los demócratas.

“Todo republicano puede confiar en estos tiempos tumultuosos en que en las bases y en los estados hay un tsunami republicano que va a abrumar la imaginaria ola azul y a crear oportunidades dinámicas en 2021 y 2022”, concluye optimista Gingrich.

Luego de que varios equipos de abogados trabajaran sin descanso en defensa de la transparencia electoral para los estadounidenses, poco a poco van apareciendo los resultados positivos de la lucha por la verdad en las votaciones presidenciales.

Así lo expresa el comentarista de temas políticos Evan Kilgore, con el usuario @EvanAKilgore en Twitter, al considerar que los estados claves envueltos en numerosos y graves hechos de corrupción electoral, que ya certificaron en favor de Biden, rectificarán reconociendo la victoria legal del presidente estadounidense, Donald Trump. 

“Pensilvania cambiará”, escribió @EvanAKilgore, “Georgia cambiará”, “Arizona cambiará”, y “Una vez que uno caiga, todos lo harán”.

José Hermosa – BLes