Redacción BLes – El lunes 28 de febrero los demócratas en el senado fallaron en conseguir suficientes votos para aprobar una ley cuyo fin era garantizar el acceso al aborto en todo el país a demanda y sin límite de tiempo, anulando cualquier ley provida en cualquier estado.

Se trata de la Ley de protección de la salud de la mujer considerada una de las propuestas más extremas de los demócratas con respecto al aborto, la cual el año pasado fue aprobada en la Cámara de Representantes, pero no obtuvo el apoyo ni siquiera para que el proyecto de ley sea debatido en el senado para lo cual necesitaban 50 votos.

El senador demócrata Joe Manchin de West Virginia votó en contra, seis senadores se abstuvieron y todos los republicanos votaron en contra.

Aunque se dice que el proyecto proaborto de los demócratas fue en respuesta a la ley provida de Texas que sin la intervención del estado logró prohibir los abortos después de las seis semanas, su mayor temor yace en la posibilidad de que la Corte Suprema reduzca o anule completamente el fallo de Roe v Wade de 1973 con el que se legalizó el aborto el próximo julio.

Actualmente el aborto está permitido hasta las 24 semanas en todo el territorio de los Estados Unidos pero muchos estados republicanos que mantienen fuertes convicciones conservadoras de que la vida inicia con la concepción, han diseñado sus propias leyes para limitar el acceso al procedimiento ante la asunción de Joe Biden como presidente, quien en su campaña aseguró que haría de Roe v Wade ‘la ley de la tierra’.

La senadora Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine, que suelen apoyar las iniciativas demócratas sobre el aborto, también votaron en contra.

“Llevo mucho tiempo apoyando el derecho de la mujer a elegir, pero mi posición no carece de límites, y esta Ley de Protección de la Salud de la Mujer, de carácter partidista, simplemente va demasiado lejos. Sustituiría ampliamente las leyes estatales e infringiría las libertades religiosas de los estadounidenses”, dijo Murkowski según The Hill.

A pesar de no haber recibido todo el apoyo de su propio partido, los demócratas y los medios principales consideran que la oposición de los republicanos al aborto, les costarán las elecciones puesto que asumen que la mayoría de los estadounidenses están a favor del procedimiento.

“Vamos a hacer responsables a todos los senadores que voten en contra de este proyecto de ley. No se equivoquen, las libertades reproductivas estarán en las votaciones de noviembre”, dijo en una conferencia de prensa el senador demócrata Richard Blumenthal según Time.

Analistas aseguran que la cuestión del aborto en los Estados Unidos, dado que se de el caso que la Corte Suprema anule Roe v Wade, es uno de los tópicos que más divide al país entre conservadores y liberales, aunque muchos liberales consideran que las legislaciones propuestas por los demócratas en tiempos recientes, las cuales no incluyen un límite de tiempo y permite que las mujeres aborten a voluntad e incluso al momento del parto, son extremas.

Es la primera vez en muchas décadas que la Corte Suprema tiene una mayoría de jueces conservadores quienes durante el debate en enero sobre dos leyes provida de Texas y Misisipi se mostraron a favor de dejar que cada estado decida sobre la cuestión del aborto en vez de establecerlo como legal en todo el territorio.

Muchos conservadores y creyentes esperan con ansias el fallo de la Corte Suprema el próximo julio el cual podría ser el fin del aborto legal en los Estados Unidos.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.