Redacción BLes.com – La semana pasada los demócratas del Congreso de Estados Unidos cancelaron un esfuerzo por recortar los fondos que actualmente el país norteamericano suministra a las Fuerzas Armadas del Líbano (LAF), organización que se encuentra influenciada fuertemente por el grupo terrorista Hezbolá. 

Según un informe publicado por el Washington Free, los demócratas boicotearon un proyecto de ley presentado por republicanos que apuntaba justamente a recortar dicha financiación. Esto sucedió pocos días antes que los terroristas lanzaran un ataque frustrado contra la frontera de Israel.

El proyecto presentado por los republicanos buscaba presionar a las LAF a que corte relaciones con Hezbolá al condicionar cualquier tipo de financiamiento de los Estados Unidos para librar a sus filas del grupo terrorista. La legislación habría recortado millones en fondos al ejército libanés, que durante los últimos 30 años ha estado bajo la influencia del grupo extremista.

Los legisladores tanto de la Cámara como del Senado vienen trabajando en regular una legislación para recortar millones de dólares en fondos que actualmente los contribuyentes estadounidenses aportan a las LAF, argumentando que Estados Unidos no debe cooperar con una institución conocida por sus relaciones con un grupo terrorista.  

El proyecto de ley original contaba con el apoyo de los demócratas en ambas cámaras. En definitiva, los aportes a las LAF apuntan justamente a fortalecer un ejército independiente de todo tipo de grupo terrorista como Hezbolá. Las reformas planteadas por los republicanos  tienen como objetivo lograr finalmente esa independencia presionando aún más a las LAF a cortar definitivamente sus relaciones con Hezbolá. 

Inexplicablemente, los demócratas de la Cámara de Representantes adjuntaron recientemente una enmienda a su versión de la legislación que rechazó el recorte de fondos. Según el informe del Washington Free, los demócratas también rechazaron otras enmiendas republicanas del proyecto que habrían fortalecido la legislación y empujado a las LAF a aislar a Hezbolá de sus fuerzas.

La disputa sobre la ley se produjo unos pocos días antes de que el grupo terrorista Hezbolá lanzara un ataque frustrado contra Israel desde el sur del Líbano, donde las LAF y las fuerzas de cooperación internacional tienen la tarea de detener tales ataques terroristas.

Es por eso que, la semana pasada, la Cámara aprobó una versión del proyecto de ley que por el momento deja intactos los fondos aportados por Estados Unidos a las LAF. Fuentes republicanas del Congreso que hablaron con el Washington Free Beacon acusaron a los demócratas de interponerse en el camino de un importante esfuerzo de reforma que podría haber obligado a las LAF a erradicar a Hezbolá de sus filas.

La versión final ahora requiere que el Departamento de Estado emita un informe que detalle las formas en que Estados Unidos puede detener el contrabando de armas de Hezbolá a lo largo de su frontera con Israel.

En un mensaje oficial al Congreso, el presidente estadounidense, Donald Trump, se mostró de acuerdo en continuar manteniendo el estado de emergencia nacional con respecto al Líbano declarado en agosto de 2007, señalando que la organización Hezbolá continúa actuando activamente en la región constituyendo una amenaza constante contra la seguridad nacional y política exterior de los Estados Unidos.  

Hezbolá

Es un agrupación islamista chiíta que incluye un ejército para militar con sede en el Líbano. Su ala política está representada por el partido político “Lealtad al Bloque de Resistencia” en el parlamento libanés, donde obtuvo 11 de 33 escaños. 

Su ala militar es considerada como organización terrorista por 18 países y diferentes organizaciones supraestatales como la Unión Europea y la OTAN. 

La organización se fundó en 1985 principalmente a partir del esfuerzo iraní, que a través de la financiación y el envío de instructores de guerra lograron agrupar una gran cantidad de grupos chiítas libaneses en una organización unificada para resistir la ocupación Israelí y mejorar la posición y el estado de la comunidad chiíta en el país.

Andrés Vacca – Redacción BLes.com