Redacción BLes- Las reconocidas empresas multinacionales procesadoras de chocolate Mars, Nestlé y Hershey, entre otras, fueron demandadas en Estados Unidos por ocho jóvenes que de niños fueron explotados como esclavos en las plantaciones africanas de cacao.

Estos jóvenes representan a los miles de niños que son reclutados cada año mediante engaños y astucias, y luego traficados hasta las explotaciones de cacao de Costa de Marfil, informó The Guardian el 12 de febrero. 

Allí les obligaron a trabajar durante años sin sueldo, sin documentos de viaje y sin saber dónde estaban o cómo regresar a sus hogares. 

Uno de ellos solo tenía 11 años cuando lo convencieron en su ciudad natal, Kouroussandougou, de que le pagarían 47 dólares al mes, pero luego de dos años no le pagaron nada, de acuerdo con los documentos de la demanda. 

Dentro de sus labores con frecuencia tenía que aplicar pesticidas y herbicidas tóxicos, sin que le suministraran ropa ni equipos protectores.

Otro de los demandantes presentaba cicatrices de cortes en las manos y los brazos debido a accidentes con machetes. También tenían que soportar constantes picaduras de insectos.

Asimismo, declararon que los alimentaban poco y trabajaban durante muchas horas. Permanecían solos o con niños que hablaban diferentes dialectos.

Entre otros cargos se argumenta que los sufrimientos que padecen los niños en las plantaciones de cacao son moralmente repugnantes, y que padecen una “catástrofe humanitaria”, que genera “traumas mentales y físicos a largo plazo” según The Guardian. 

La demanda fue presentada en Washington D.C. por la empresa de derechos humanos International Rights Advocates (IRA, por la sigla en inglés), siendo la primera vez que esto sucede en EE. UU.

En apoyo a sus solicitudes de indemnización se citan investigaciones del Departamento de Estado de EE. UU., de la Organización Internacional del Trabajo y de Unicef.

El problema de la esclavización de niños en África ha sido denunciado durante décadas, y a pesar de que las grandes compañías beneficiarias vinculadas con la gran industria chocolatera hacen promesas de combatirla, parece que en la práctica son pocos los cambios. 

Mediante el  protocolo voluntario Harkin-Engel, las empresas se comprometieron a tenerlo resuelto en el 2005, lo que no cumplieron. Ahora la Fundación Mundial del Cacao, a la que se asocian los demandados, desplaza la fecha al 2025.

Cerca de 1,56 millones de niños, muchos de ellos desde los 5 años, son forzados a cosechar chocolate en Costa de Marfil y Ghana. Estos países suministran casi el 70% del consumo mundial, informó Fortune en octubre del año pasado. 

Justamente la Fundación Gates tiene invertidos al menos 32 millones de dólares en la empresa de chocolates Mondelez, criticada en relación con el uso del trabajo infantil, según The Nation

Las inversiones son hechas a través de la sociedad Berkshire Hathaway, en la que poseen una participación de 11.500 millones de dólares.

Adicionalmente, la fundación Gates donó 32,5 millones de dólares a la Fundación Mundial del Cacao, un grupo industrial al que pertenece Mondelez, para mejorar la vida de los agricultores, sin que se incluyeran medidas contra el trabajo infantil.

José Hermosa-BLes.com