Redacción BLes- Un estudiante de último año de secundaria junto a su madre, presentaron una contundente demanda en una escuela autónoma financiada por contribuyentes en Nevada. Según la denuncia el plan de estudios de la escuela contiene un “adoctrinamiento ideológico coercitivo” basado en la teoría de la raza crítica, que obliga a los estudiantes a asociar aspectos de su identidad con la opresión. 

La demanda fue presentada por el grupo Schoolhouse Rights, en representación de William Clark y su madre Gabrielle Clark, al establecimiento State Public Charter School Authority, en un tribunal federal de Nevada, los demandantes afirman que se violaron sus derechos de la Primera y la Decimocuarta Enmienda. Según trascendió, a los estudiantes se les dijo que aquellos que se negaran a identificarse con un grupo opresor, estaban ejerciendo su privilegio o subrayando su papel como opresores.

El grupo Schoolhouse Rights, con sede en Illinois, tiene como misión apoyar “litigios de derechos civiles en defensa de la libertad de conciencia de los estudiantes en la educación pública y los derechos de los padres de guiar y dirigir la crianza de sus hijos”, según informa en su sitio web.

William Clark, el estudiante de Las Vegas, cuya madre es afroamericana y su padre fallecido era blanco, asegura que en el aula se vivía un ambiente hostil y que se sentía discriminado sobre todo en una de las clases requerida para graduarse, “Sociología del cambio”.

“Debido a que el llamado plan de estudios de educación cívica implementado por la nueva administración llevaba el mismo nombre que el plan de estudios anterior, los padres como la Sra. Clark “no se dieron cuenta del giro hacia el adoctrinamiento ideológico coercitivo hasta que comenzaron a ver los efectos perjudiciales que tenía en sus hijos”, afirma la denuncia legal.

Te puede interesar:

Según la denuncia el nuevo plan de estudios insertó ejercicios de concientización y acondicionamiento bajo el lema de ‘Interseccionalidad’ y ‘Teoría Crítica de la Raza’. Estos puntos no implementan un modelo descriptivo o informativo sobre los hechos, por el contrario son de carácter normativo y prescriptivo, buscando que el alumnado ‘desaprenda’ y ‘luche’ contra estructuras supuestamente ‘opresivas’ e implícitas en sus conformaciones familiares, creencias y prácticas religiosas, raciales, sexuales y todas las cuales deben divulgar y someter a interrogatorios.

William Clark declaró haber sido “atacado” por sus principios judeocristianos, incluso denunció que la escuela “tomó represalias contra él”. La escuela amenazó repetidamente a William con tomar represalias en caso de no participar en las actividades, incluyendo una calificación reprobatoria y no graduarse en caso de no cumplir con los requisitos.

Durante las clases, Clark fue obligado en reiteradas ocasiones a declarar su identidad racial, sexual, de género y religiosa en distintos tipos de ejercicios, partiendo siempre de la base que diversas identidades tienen “privilegios u opresiones asociadas”.

La administración Trump viene trabajando duro para combatir este adoctrinamiento que la izquierda busca imponer tanto en la educación como en todos los ambientes públicos de la sociedad. 

En una fuerte crítica al sistema educativo, el viernes 10 de julio el presidente Trump pidió reexaminar el estatus de escuelas y universidades que reciben fondos públicos y/o están exentas de pagar impuestos, debido al adoctrinamiento ideológico radical de izquierda.

“Demasiadas universidades y escuelas tienen adoctrinamiento radical de izquierda, no educación. Por ello, le estoy diciendo al Departamento del Tesoro que examine su condición de exentos de impuestos y/o financiación”, tuiteó el presidente Trump.

En septiembre, mediante una Orden Ejecutiva el presidente Trump prohibió los esfuerzos para adoctrinar a los empleados del gobierno con ideologías sexuales y raciales divisivas y dañinas. Semanas más tarde, amplió la prohibición a personas y empresas que hacen negocios con nuestro los Estados Unidos y las Fuerzas Armadas.

Andrés Vacca-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.