La empresa Farmacéutica Johnson & Johnson acordó pagar 40,5 millones de dólares al estado Nueva Hampshire por la crisis de adicción a los opiáceos.

Esto ocurrió días antes de que iniciara el juicio, comentó la Secretaria de Justicia del estado este jueves.

De acuerdo con Diario Las Américas, el estado presentó una demanda contra la compañía y una subsidiara en 2018, debido a que comercializaron de una forma agresiva uno de sus productos: los opioides.

Además, le dijeron a sus pacientes y médicos de Nueva Hampshire que eran más seguros que otras alternativas.

También alegaron que Johnson & Johnson hizo declaraciones engañosas acerca de los opioides, mintiendo al decir que son medicamentos poco adictivos. Dijeron que se usaban para el dolor crónico y en personas vulnerables como los ancianos.

El gobernador Chris Sununu señaló que “esta resolución es un paso adelante para garantizar que estas devastadoras prácticas comerciales no se repitan y que los recursos se asignen para ayudar a detener la marea de la crisis de opioides”.

¿Cuál fue el punto de vista de Jhonson & Jhonson?

La compañía negó las afirmaciones del estado, también comentó que se habían dedicado a comercializar con seriedad sus opioides. La empresa alegó que se trata de una pequeña parte de opioides recetados.

Jhonson & Jhonson agregó que cumplicó con todas las leyes y que no causó daño alguno en Nueva Hampshire.

Además, señaló en un comunicado que “este acuerdo no es una admisión de responsabilidad o irregularidad y marca un progreso continuo en la resolución de reclamos y litigios relacionados con opioides por parte de estados, ciudades, condados y otras subdivisiones en Estados Unidos”

Este jueves la compañía realizará un pago único 31,5 millones de dólares a Nueva Hampshire. El dinero será utilizado para los programas de reducción de opiáceos.

Yelimar Sanchez – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.