Redacción BLesEn una declaración conjunta presentada el viernes, varios senadores republicanos criticaron el presupuesto de defensa del presidente Joe Biden, calificandolo de “decepcionante”. Las acusaciones hacia Biden se centran en haber priorizado billones en gastos de una “lista de deseos liberales” en lugar de proporcionar fondos para el ejército de Estados Unidos.

El senador líder de la minoría republicana Mitch McConnell, junto con los senadores Jim Inhofe, Marco Rubio, Lindsey Graham y Richard Shelby escribieron una fuerte declaración titulada: “Hablar es barato, pero defender nuestro país no lo es”.

Repitiendo lo que dijo el propio Biden recientemente, el grupo de senadores escribió: “Si no nos movemos, (China) va a almorzar”. Luego advirtieron que, con la propuesta que lanzó Biden con el nuevo presupuesto, está mostrando que China “debería ir poniendo la mesa”.

Los senadores escriben que “China aspira a superar a Estados Unidos como la superpotencia dominante del mundo”.

En este sentido preocupa que mientras el régimen chino ha aumentado en 200 mil millones de dólares su presupuesto militar en la última década, Estados Unidos ha disminuido su gasto militar en 400 mil millones. “Las inversiones militares de China coinciden con su deseo de competir con Estados Unidos y poner en riesgo a nuestras fuerzas militares”, agregaron los senadores.

El presupuesto de 704 mil millones de dólares asignado por Biden para afrontar los gastos de defensa de 2021, ni siquiera supera el nivel de inflación del último año respecto al presupuesto anterior. Por lo cual el presupuesto lejos de aumentar ante el incremento de desafíos militares en el mundo, ha sufrido un recorte por quedar debajo del nivel inflacionario.

Le recomendamos:

A principios de este año, el régimen chino ya había anunciado un aumento del 7% por ciento en su presupuesto de gastos militares para el año fiscal 2022 y por este motivo republicanos de la Cámara instaron el mes pasado a Biden a aumentar el presupuesto militar, al menos entre un tres y un cinco por ciento. 

Evidentemente Biden no prestó atención a la solicitud realizada en su momento por los republicanos, y ahora preocupa no solo la posible escasez para enfrentar conflictos concretos durante el próximo año, sino también la imagen que deja Estados Unidos frente a países como Rusia y China quienes están interesados en disputar el liderazgo militar mundial estadounidense. 

“La propuesta de presupuesto del presidente Biden recorta el gasto en defensa, enviando una señal terrible no solo a nuestros adversarios en Beijing y Moscú, sino también a nuestros aliados y socios”, escribieron los senadores republicanos.

La intención de reducir el presupuesto de defensa, e incluso de redefinir el gasto del pentágono en cuestiones alejadas de los asuntos de seguridad, proviene de los sectores izquierdistas más radicalizados del partido demócrata. Quienes tienen en su agenda debilitar el poderío militar estadounidense con el fin de limitar al máximo toda resistencia a la expansión globalista y liberal. 

“Para mantener a Estados Unidos fuerte, debemos equilibrar las prioridades de gasto interno y de defensa”, lo que debe incluir que Biden cumpla su promesa de trabajar de manera bipartidista. “Ambos partidos deberían poder estar de acuerdo en que debemos mantener la ventaja de Estados Unidos sobre China”, razón por la cual el grupo de senadores republicanos instó a Biden a abordar esto con el bipartidismo.

Andrés Vacca – BLes.com