Redacción BLesTracy Stone-Manning, la nominada por el presidente Joe Biden para ser la Directora de la Oficina de Administración de Tierras (BLM), describió a los niños estadounidenses como un “peligro ambiental”, y abogó por el control de la población en su tesis de posgrado en 1992, según dio a conocer el Daily Caller. 

La tesis de Stone-Manning, titulada “Into the Heart of the Beast: A case for environmental advertising” (En el corazón de la bestia: un caso para la publicidad medioambiental), por la que recibió un máster en estudios medioambientales, consistía en recomendaciones de política pública mediante una campaña publicitaria orientada a reducir la procreación entre los estadounidenses, aparentemente con fines de ‘educación ambiental’. 

“El origen de nuestros abusos somos nosotros. Si fuéramos menos, tendríamos menos impacto”, escribió Stone-Manning en su tesis, y planteó: “Debemos consumir menos y, lo que es más importante, debemos criar menos humanos consumidores”. 

Para desarrollar esos planteos, creó ocho anuncios publicitarios para llamar la atención sobre problemas de superpoblación, pastoreo excesivo, la industria maderera corporativa y una ley minera de 1872, bajo el argumento de que el movimiento ambiental “necesita desesperadamente usar el poder omnipresente de la publicidad si quiere capturar la corriente principal de Estados Unidos”. 

Tanto es así que en el primer anuncio Stone-Manning puso la imagen de un bebé sin camisa con el titular: “¿Puedes encontrar el peligro ambiental en esta foto?… Así es, es el lindo bebé”.  

Le recomendamos: VIRUS y BACTERIAS, ARMAS biológicas: ATERRADORAS declaraciones de un experto militar chino

Ad will display in 09 seconds

En otro de los puntos polémicos, la candidata de Biden también compuso el guion de un anuncio de vídeo para disuadir a las familias de EE. UU. de que tengan más de “uno o dos” hijos.  

Durante el video, se escuchaba una voz en off femenina diciendo: “Cuando nosotros [los estadounidenses] tenemos hijos, el planeta lo sufre más. Haz algo verdaderamente inteligente. Detente con uno o dos hijos”. 

Además Stone-Manning creó anuncios para llamar la atención sobre el pastoreo excesivo en tierras públicas. En su anuncio decía que la gente “tendría una vaca” si vieran lo que el pastoreo hace en las tierras públicas. 

“Está sobrepasado. Lo más probable es que los pastos no vuelvan a crecer porque la capa superior del suelo despegó”, escribió. “Peor aún, el gobierno fomenta esta destrucción. Cobra a los ganaderos menos de $2 al mes por pastorear cada vaca y su ternero en tierras públicas, su tierra”, planteó Stone-Manning. 

Respecto de esto es importante recalcar que si el Senado la confirma para liderar el BLM, ella tomará el control de una agencia que administra el pastoreo de ganado en aproximadamente 63 millones de hectáreas de tierras públicas, por lo que si sigue manteniendo las convicciones que planteó es su tesis podría resultar preocupante para el desarrollo y bienestar económico de EE. UU. 

Pero los argumentos de Tracy Stone-Manning en su tesis de posgrado que incentivan el control poblacional para ‘proteger el medio ambiente’, no son el único suceso controvertido de su pasado.

 Otro hecho que mancha el curriculum de la nominada de Biden, y por lo que en las últimas semanas ha sido duramente criticada por la oposición republicana, hasta el punto de pedir que se retirara su nominación, han sido sus vínculos con un complot ecoterrorista, en el Estado de Idaho en la década de 1980, donde se la acusó del ‘clavado de árboles’. 

Esta táctica es una forma de sabotaje en la que se clavan púas de metal en los árboles para que no sea seguro talarlos, en un esfuerzo por sabotear una venta de madera. Si pasan desapercibidas, las puntas de los árboles pueden causar lesiones graves a los trabajadores, según indicó Fox News. 

Ella admitió haber enviado una carta a los funcionarios federales advirtiendo que los árboles se habían pinchado en el Bosque Nacional Clearwater de Idaho, y en 1993, Stone-Manning obtuvo la inmunidad a cambio de su testimonio, testificando contra otros dos que fueron condenados, entre ellos su antiguo compañero de piso y amigo. 

Stone-Manning dijo al comité del Senado durante un cuestionario que nunca había sido objeto de una investigación, pero no expresó lo mismo ante la prensa, por lo que el senador John Barrasso, republicano por Wyoming expresó: 

“Está claro que la Sra. Stone-Manning estaba tratando intencionalmente de engañar al Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales”, y pidió a Biden que retirara la nominación. 

La Casa Blanca continúa apoyándola, y dijo en un comunicado que “Tracy Stone-Manning es una funcionaria pública dedicada que tiene años de experiencia y un historial comprobado de encontrar soluciones y puntos en común cuando se trata de nuestras tierras y aguas públicas”.  

Pero a pesar de que la Administración Biden sigue firme con su cuestionada nominación, Stone-Manning también ha enfrentado críticas desde su propio lado del pasillo político. 

El exdirector de BLM, Bob Abbey, quien dirigió la agencia durante la mayor parte del primer mandato del expresidente Barack Obama, dijo que la participación de Stone-Manning en el caso de ecoterrorismo es descalificante. 

Aún no se ha programado una votación para la nominación de Stone-Manning, confirmó el Daily Caller.

Vanesa Catanzaro – BLes.com