Redacción BLesEl martes 12 de octubre el alcalde de la ciudad de Nueva York Bill De Blasio concluyó el procedimiento para quitarle una campo de golf de lujo al Grupo Trump que tenía contrato hasta el 2035 bajo el argumento de que la ciudad no quiere tener relación con Trump por su participación en los incidentes del 6 de enero en el Capitolio, reportó Daily Mail.

El 6 de enero de este año un grupo de personas irrumpió en el recinto del Congreso mientras se llevaba a cabo la certificación de las elecciones presidenciales.

A metros de los incidentes, Trump llevaba a cabo una manifestación donde miles de sus seguidores permanecían pacíficamente.

Cuando comenzó la violencia, Trump regresó a la Casa Blanca y grabó un mensaje pidiéndole a sus seguidores que regresaran pacíficamente a sus casas.

Los demócratas luego le hicieron el segundo juicio político a Trump por haber supuestamente incitado la llamada ”insurrección’’ del Capitolio. Revisando la evidencia y teniendo en cuenta que el expresidente siempre utilizó la expresión pacíficamente, el senado absolvió a Trump de haber sido responsable de los incidentes.

En agosto, el FBI publicó un reporte que concluía que no había evidencia de que la violación del perímetro del Congreso hubiera sido coordinada.

No obstante, Bill De Blasio prometió cortar lazos con el Grupo Trump citando los incidentes del Capitolio y por ello es que terminó abruptamente el contrato que tenía el Grupo Trump con una campo de golf lujoso en el barrio del Bronx.

El expresidente publicó una declaración arremetiendo contra el alcalde por sus tácticas comunistas de expropiar propiedades a sus enemigos políticos.

“Quiere confiscar el proyecto sin motivo alguno y poner fin a mí acuerdo a largo plazo con la ciudad, y pensar que acabo de inaugurar una hermosa casa club de 10 millones de dólares”, escribió Trump en el sitio web de Save America PAC.

“El campo ha recibido críticas muy favorables, está considerado como una de las diez mejores instalaciones abiertas al público en los Estados Unidos (¡incluso podría ser la mejor!), está diseñado para jugar torneos, y el alcalde De Blasio quiere terminarlo después de todo el trabajo realizado con tanto éxito, y de haber gastado tanto dinero”, escribió Trump.

“Es tan injusto —esto es lo que ocurre en los países comunistas, ¡no en Estados Unidos!”, sentenció el expresidente.

El miércoles pasado, un panel de la ciudad votó—aunque hubo dos que votaron en contra y uno insistió en que la medida necesitaba más debate— para proceder a cancelar el contrato a Trump y darle la concesión a Bobby Jones Links de Atlanta.

No obstante, la representación legal del Grupo Trump afirmó que la ciudad deberá pagar 30 millones de dólares que es el dinero invertido para construir Trump Golf Links.

El Grupo Trump criticó duramente la decisión en un comunicado describiendo el proceso de cómo pasó de ser un terreno abandonado a un campo de golf.

“Después de que la ciudad desperdiciara cientos de millones de dólares del dinero de los contribuyentes en sus anteriores intentos fallidos de completar este proyecto, intervenimos y, a petición de la, invertimos más de 30 millones de dólares de nuestro propio dinero para ofrecer a la gente de la ciudad de Nueva York lo que ha sido ampliamente reconocido como una de las más magníficas experiencias de golf público en cualquier parte del país”.

Vecinos, empleados del campo e incluso líderes comunitarios del Bronx también se quejaron de que el alcalde estuviera utilizando su rencor político para cancelar un proyecto que ha sido beneficioso y lucrativo para la zona.

Albert D’Angelo, presidente de la Junta Comunitaria 11 del Bronx, dijo que la ciudad no consultó a los residentes locales antes de proceder a cancelar el contrato.

“Antes de que la ciudad de Nueva York tome cualquier decisión, tiene que hablar con la gente de la zona”, dijo D’Angelo, y eso “no se ha hecho”.

También dijo que el beneficio financiero de las personas más ricas que visitan el campo de golf se desborda hacia los alrededores, inyectando un dinero muy necesario en la economía local de múltiples barrios del Bronx.

Gene DeFrancis, un veterano de guerra y residente de toda la vida en el Bronx que ocupa un puesto de liderazgo en la Legión Americana del condado del Bronx, dijo que el campo de golf de Trump ha sido “buen amigo” del grupo de veteranos.

Dijo que el Grupo Trump donó carros de golf para ayudar a los veteranos con problemas de movilidad a acceder mejor al centro médico de Asuntos de Veteranos en el cercano barrio de Kingsbridge.

“Tenemos que unirnos y acabar con este partidismo”, dijo DeFrancis.

Al haber terminado el contrato antes de tiempo y sin un argumento legal, la ciudad deberá pagar una multa de cancelación que aunque actualmente disputa la cifra presentada por los abogados de Trump, los 30 millones, será una suma muy importante.

El Grupo Trump deberá dejar el lugar antes del 15 de noviembre.

Inicialmente, De Blasio había argumentado que la razón para cancelar el contrato era que el club no había podido atraer torneos prestigiosos muchos de los cuales dejaron de realizar sus competencias en el campo de Trump después de los incidentes del 6 de enero.

Pero la representación legal de Trump argumentó que el contrato no requiere que el club albergue torneos prestigiosos sino sólo mantener un campo de primera clase y de calidad internacional.

De Blasio termina su segunda y última gestión como alcalde de la ciudad de Nueva York en noviembre de este año y críticos aseguran que aquí yace su apuro por ‘echarlo’ a Trump de la ciudad.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.