Redacción BLes- Rudy Giuliani, actualmente abogado del presidente Trump, en una entrevista con Fox News el martes fue muy crítico con el actual alcalde demócrata de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, a quien catalogó de ser un alcalde terrible y sumamente peligroso para la ciudad y sus ciudadanos. 

Giuliani, quien se desempeñó como alcalde de la ciudad de Nueva York entre los años 1994 y 2001, apuntó contra la responsabilidad que tiene el actual alcalde De Blasio en la cantidad de muertes provocadas por el virus del PCCh en la ciudad. En una situación de crisis como la que vivimos actualmente, la vida de las personas depende en gran parte de las competencias de los funcionarios públicos, dijo Giuliani.

Según las acusaciones del abogado, De Blasio sería un perfecto ejemplo de un funcionario que no estuvo a la altura de las responsabilidades exigidas por el cargo que ocupa.

“Claramente ha sido el peor alcalde en la historia de la ciudad. No puedo decirte lo malo que es, cuántas cosas ha hecho mal”, dijo Giuliani.

El presidente Trump, cuando los contagios del virus del PCCh alcanzaron su pico máximo en la ciudad de Nueva York, decidió enviar el buque hospital de la Armada para atender un posible desbordamiento de pacientes en los centros de salud. Tanto el gobernador Cuomo como el alcalde De Blasio, sin dar explicaciones lógicas, optaron por casi no darle uso y finalmente poco tiempo después el buque fue trasladado a Virginia. El estado de Nueva York, cuenta con más de 32 mil muertos al día de hoy. 

Nueva York, ciudad anárquica

El lunes, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos designó a la ciudad de Nueva York como una “jurisdicción anarquista”

Giuliani defendió la resolución del Departamento de Justicia y acusó que en varias de las protestas violentas que sacudieron la ciudad durante muchas tardes y noches, los oficiales de policía se abstuvieron de interferir. 

Según aseguró Giuliani, esa actitud no fue natural de los oficiales. “El Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York no haría eso a menos que se les ordenara hacerlo”, dijo. “Y creo que si alguna vez celebran un juicio, podrían llamar a los comandantes de policía que testificarían que el alcalde los llamó personalmente y les dijo que se retiraran”.

Acorde a lo informado por el Departamento de Justicia, la ciudad de Nueva York fue identificada, junto Portland y Seattle, como ciudades que permiten la violencia y la destrucción de la propiedad y se han negado a tomar medidas razonables para contrarrestar las actividades delictivas.

“Cuando los líderes estatales y locales impiden que sus propios agentes y agencias del orden público hagan su trabajo, se pone en peligro a ciudadanos inocentes que merecen ser protegidos, incluidos aquellos que intentan reunirse pacíficamente y protestar”, dijo el Fiscal General William P. Barr. “No podemos permitir que el dinero de los impuestos federales se desperdicie cuando la seguridad de la ciudadanía está en juego.

Las acusaciones contra Nueva York apuntan al hecho concreto que además de los conocidos casos de protestas violentas que provocaron saqueos, destrucción de monumentos históricos y policías y civiles heridos, los casos de enfrentamientos armados entre bandas o individuos aumentaron en casi un 200% respecto al mismo período en 2019. 

A pesar del aumento sostenido de la violencia, el Consejo de la Ciudad de Nueva York recortó mil millones de dólares del presupuesto de las fuerzas policiales de la ciudad de Nueva York para el año fiscal 21.

Paralelamente varios fiscales del estado de Nueva York, se han negado a enjuiciar los cargos de alteración del orden público y manifestaciones violentas por parte de grupos organizados. 

Y por último, tanto el alcalde De Blasio como el gobernador Cuomo han rechazado enérgicamente el apoyo de las fuerzas del orden federal.

Andrés Vacca-BLes.com