Redacción BLes– El sitio de noticias NASASpacefligth confirmó que un cohete Kuaizhou-1A, lanzado por el Partido Comunista de China (PCCh), fracasó en su intento de colocar en órbita un satélite de teledetección de alta resolución. 

Este es el cuarto fracaso en el lanzamiento de cohetes del PCCh en este año, lo que hace generar hipótesis acerca de las causas de las frecuentes fallas del sistema a cargo de las operaciones, de las cuales no se conocen detalles.  

El satélite debería haber sido puesto en órbita a una altitud de 535 km., y de acuerdo con su diseño “habría podido captar imágenes estáticas de barrido por empuje (push-scan) con una resolución a todo color de 0.75 metros y una resolución multiespectral de 3.1 metros. Su peso de lanzamiento era de 230 kg”, informó la  NASASpacefligth el 12 de septiembre. 

Asimismo, este era el primer satélite de teledetección desarrollado por el país para uso comercial.

Este satélite, denominado Gaofen-02C, era el primero de una serie de tres. El lanzamiento de los otros dos estaba programado para los días 17 y 22 de septiembre, pero se prevé que con este fracaso se reprograme su puesta en órbita. 

Si bien en el pasado el porcentaje de éxito de las misiones del PCCh fue alta, en los últimos dos años se han hecho frecuentes los fracasos, de acuerdo con el medio alternativo GNews.

Entre las teorías que podrían explicar las fallas repetidas en el campo aeroespacial de Beijing, se considera que estas misiones dependen en gran medida del apoyo tecnológico de los circuitos integrados, fabricados con un material semiconductor.

Las recientes sanciones impuestas por Estados Unidos a empresas dependientes del PCCh han restringido el acceso a estos chips electrónicos, lo que probablemente afectaría el adecuado suministro para el sistema de cálculo de la órbita de los cohetes y del control de la altitud.

Adicionalmente, la industria tecnológica encargada de la producción de los chips en China, no es tan avanzada como para ser autosuficiente, por lo que tiene que depender de los chips de Estados Unidos en el campo de la tecnología de punta.

Recientemente la administración Trump anunció que estudia sancionar también a la empresa SMIC, una productora de chips vinculada al PCCh, y de inmediato el precio de sus acciones se desplomó.

Los chips y la tecnología que SMIC obtiene de las empresas estadounidenses estarían siendo utilizados por el ejército del PCCh, y por Huawei, lo que trataría de evitar el Pentágono.

“Una serie de investigadores de las universidades y del complejo industrial de defensa del Ejército Popular de Liberación (PLA), utilizan los procesos y chips del SMIC para llevar a cabo sus investigaciones, lo que hace imposible que fabriquen sus chips en otra fundición”, indicó un informe de un contratista de defensa de EE. UU., según el Financial Times.

Jose Hermosa– BLes.com