Redacción BLesUna característica del virus PCCh (Partido Comunista de China) es que causa un porcentaje de muertes similar al de la gripe estacional, no obstante las cuarentenas y otros efectos laterales también sumen en el luto a muchas familias en el mundo.

Uno de esos casos ocurrió a la familia del estadounidense, Brad Hunstable, quien tras un año de procesar el dolor causado por el suicidio de su hijo adolescente, a causa del encierro al que fue sometido por las regulaciones de las autoridades compartió su pena según relató la revista People el 30 de abril. 

“No era un niño deprimido. Odiaba la escuela en línea; no estaba con sus amigos. Se aburría”, dijo Hunstable, de 42 años, refiriéndose a su hijo adolescente, Hayden, quien cumpliría 13 años cuatro días después de su fatal decisión.

Y agregó: “Los niños se afectan más de una situación de lo que corresponde”, añadiendo: “No saben que el sol va a salir mañana. En ese segundo, se sienten abrumados por esa especie de pasión”.

Hayden, a quien sus hermanas de 9 y 17 años llamaban Bubba, era un buen amigo y líder en su clase de sexto grado. Además, disfrutaba el fútbol, le encantaba bailar y ofrecía abrazos cuando se necesitaban.

Pero el 17 de abril de 2020, no resistió el terrible impulso y se colgó en el armario de su habitación en la casa de Aledo, Texas. 

Encerrado e imposibilitado para salir con sus amigos por la cuarentena, Hayden dedicaba cada vez más tiempo a jugar a Fortnite en su Xbox, sus padres hasta le compraron un monitor nuevo, y se cuestionan si el que lo hubiera roto unos días antes habría influido en su suicidio

Su padre, tan solo dos días después del terrible suceso se inspiró para ayudar a otros padres que pudieran estar sufriendo por hechos similares. 

“Sentí que necesitaba compartir mis pensamientos”, dijo, y grabó un video sobre la pérdida de su hijo que fue visto por la Internet más de 120 millones de veces. 

“COVID mató a mi hijo, pero no como se piensa. Creo que mi hijo estaría vivo hoy si hubiera estado en la escuela”, compartió en su video. 

Y agregó: “no quiero que se recuerde cuál fue el último error que cometió. Quiero que se recuerde que marcó una gran diferencia en el mundo, que encendió una llama, una chispa en todo el mundo”.

Le recomendamos: ¿INMINENTE GOLPE MILITAR en FRANCIA?

Ad will display in 09 seconds

Así, Hunstable y su familia fundaron  una organización sin ánimo de lucro para ayudar a educar a padres y niños sobre su salud mental. Allí se anima a los padres a hablar del suicidio con sus hijos “porque no hablar de ello hace que la gente se mate”.

“Las historias que recibo te dejan boquiabierto. La gente se desahoga sobre el suicidio y sobre cómo nadie habla de ello. La gente lo esconde bajo la alfombra. Así que ese fue el punto por el que tal vez tenemos una plataforma y tal vez esta era la misión de Hayden”, comentó su padre.

Por otro lado, sorprende la insistencia de las grandes farmacéuticas por vacunar contra el virus PCCh a todos los seres humanos, incluyendo a los adolescentes, a los niños y hasta a los bebés aún sabiendo que el riesgo que corren es mínimo.  

En uno de sus tuits la destacada usuaria de Twitter @Littleb29872980, presenta fuentes que informan sobre la muerte de bebés y de adolescentes que recibieron las desacreditadas vacunas, todavía en fase experimental.

“Desde marzo las personas que han sido V(acunadas) y los bebés están muriendo de Covid-19 [son los efectos de la proteína Spike (contenida en la vacuna)] de acuerdo con informes poco difundidos muchos adolescentes mueren por V[acunas]. Los Medios permanecen silenciosos”, escribió @Littleb29872980.

José Hermosa – BLes.com