Redacción BLesCientos de agentes de la policía están abandonando las filas en varias ciudades de Estados Unidos, dada la “narrativa anti policial” impulsada por los movimientos marxistas Antifa y Black Lives Matter (BLM, por la sigla) que apoyan los demócratas. 

El Departamento de Policía de Seattle, tras semanas de protestas y un aumento de la “retórica anti policial”, registró la renuncia de más de 200 agentes de policía lo que ocurre “a un ritmo récord”, en la historia de la institución, según Daily Wire del 29 de abril. 

“Ahora mismo estamos en mínimos históricos en la ciudad. Tengo unos 1.080 agentes desplegados. Es lo más bajo que he visto en nuestro departamento”, dijo el jefe de policía Adrian Díaz en una entrevista a KING-TV.

Previamente se había referido a la “crisis de personal” a causa de la cual más de 180 agentes de policía renunciaron el año pasado, a los que siguieron otros 66 agentes en lo que va transcurrido de este año, según informes de la entidad. 

El ayuntamiento de Seattle también se encuentra entre otros gobiernos municipales que persiguieron agresivos esfuerzos para “desfinanciar a la policía”, aunque finalmente se conformaron con grandes recortes en los presupuestos.

Por su parte, la ex jefa de policía de Seattle, Carmen Best, que dimitió el verano pasado, dijo que los recortes presupuestarios y la retórica anti policial la hicieron sentir como si su departamento estuviera “destinado al fracaso”.

De hecho, la criminalidad aumentó lo que se notó en la tasa de homicidios de la ciudad -un 50% más alto en 2020 que en 2019-, por lo que se acusó directamente a los legisladores progresistas de la ciudad en el Consejo Editorial del Seattle Times.

“La retórica imprudente del Consejo de la Ciudad de Seattle y las medidas descuidadas para desfinanciar a la policía han perjudicado -no ayudado- la seguridad de los residentes en toda la ciudad”, escribió el mes pasado. 

El Ayuntamiento de Seattle recortó el presupuesto de la policía en 69 millones de dólares sin estrategias realistas para el siguiente paso.

Un análisis determinó que el departamento tenía 158 agentes y supervisores menos que las necesidades mínimas de personal aceptables.

Le recomendamos: VUELVEN los MITINES de TRUMP con GRANDES SORPRESAS

videoinfo__video2.bles.com||eb0feee78__

Ad will display in 09 seconds

Por mucho tiempo una comisaría solo podían responder a las llamadas de alta prioridad al 911, además, el tiempo medio de respuesta para las llamadas de robo y alarma pasó de menos de 12 minutos en abril a casi 18 minutos en diciembre.

Asimismo, los detectives y otros especialistas hacen turnos de patrulla rutinarios para responder a las llamadas al 911 en lugar de trabajar para prevenir o investigar los delitos porque el departamento está muy falto de personal.

El movimiento de izquierda Black Lives Matter (BLM) se manifestó hace unos meses por no estar de acuerdo con la reducción de un 18% en el presupuesto planificado para seguridad en el 2021. Reclaman una impactante reducción del 50%.

El movimiento de “desfinanciación” para canalizar los recursos de la policía hacia otros servicios públicos recortó 870 millones de dólares de la actividad policial en 25 grandes ciudades estadounidenses, según The Guardian.

Las consecuencias se expresan con un alarmante aumento del 30% en la tasa de homicidios de los Estados Unidos.

El Consejo de Justicia Penal de los Estados Unidos informó en febrero que las tasas de asesinatos experimentaron un aumento “histórico” en 2020 en comparación con 2019, con más de 1.200 asesinatos adicionales, en una muestra de 34 ciudades grandes de los Estados Unidos, según reportó el estudio en cuestión.

“Las tasas de homicidio fueron más altas durante todos los meses de 2020 en relación con las tasas del año anterior”, afirma el informe, que califica el aumento del 30% como “un aumento grande y preocupante que no tiene precedentes modernos”.

José Hermosa – BLes.com