Redacción BLes- El viernes 8 de enero pasado en una reunión con legisladores y personal del Congreso republicanos de alto nivel, el Secretario de Estado Mike Pompeo reflexionó sobre su trabajo bajo el liderazgo del presidente Trump y expresó su satisfacción por los logros de sus cuatro años de gestión, reportó Breitbart.

“Estoy orgulloso de lo que hemos logrado – no sólo en el espacio de seguridad nacional, política exterior, con el que he trabajado, sino las cosas que hemos hecho con las familias, el trabajo provida que hemos hecho”, dijo Mike Pompeo.

En medio de un ambiente hostil hacia Trump luego de los incidentes instigados por los extremistas del grupo de Antifa en el Capitolio el miércoles 6 de enero pasado, e intensificados por los medios de comunicación principales, muchos funcionarios, legisladores y senadores, perdieron su claridad sobre lo que realmente sucedió y decidieron darle la espalda a Trump, renunciando o repitiendo las mentiras de los demócratas.

“Aunque creo que todos pensamos que la violencia que ocurrió en el lugar donde todos ustedes trabajan en el Capitolio fue trágica, ya he visto a gente alejarse de este presidente. Y no están escuchando al pueblo americano. Ni remotamente”, dijo el secretario.

Te puede interesar:

Mike Pompeo fue realmente la cara pública de las políticas provida, anticomunistas y anti-globalistas de la Administración Trump fuera de los Estados Unidos que incansablemente recorrió el mundo entero y su propio país llevando el mensaje y convenciendo a otros líderes.

Por ejemplo el 23 de octubre de 2020, Mike Pompeo representando a los Estados Unidos lideró una coalición de 32 países que firmaron la Declaración de Consenso de Ginebra para pedirle a la organización de las Naciones Unidas que deje de promover el aborto como un ‘derecho’, y aunque la declaración solo tiene carácter moral fue un golpe para la agenda globalista abortista de la ONU y quizás la primera administración en hacerlo abiertamente.

Hablando del camino transitado desde que Trump puso su política de “América Primero”, el secretario dijo que esto los llevó a alejarse de un montón de cosas que francamente eran dañinas para los estadounidenses y una pantalla burocrática que no desempeña ninguna función real.

“Nos hemos alejado de la Organización Mundial de la Salud. Nos hemos alejado de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Nos alejamos de algunos de los entendimientos centrales de la Organización Mundial del Trabajo”, dijo Pompeo.

Y agregó: “Cada una de estas cosas era perjudicial para el pueblo americano, su prosperidad, su seguridad. Teníamos razón en hacerlo. Es una cuestión que creo que 75 millones de personas todavía entienden y entendieron en noviembre de este año. No han dejado de entender, eso se los prometo.”

Por supuesto uno de los mayores logros de la Administración Trump fue poner a Beijing en su lugar.

China se convirtió en una “potencia” al mismo tiempo que el régimen comunista lleva a cabo diversas campañas de persecución a minorías étnicas, grupos religiosos y disidentes a puertas cerradas.

Inicialmente mediante la guerra comercial Estados Unidos destruyó la falsa idea de que China era una potencia ya que el desarrollo del gigante asiático se basó en la competencia desleal, el uso del trabajo esclavo para producir bienes de importación y en la ayuda de la corrupción de los gobiernos alrededor del mundo que mudaron su producción a China, quebrando sus economías locales.

Uno de los logros de la Administración Trump mediante el secretario, fue exponer estos crímenes, conectar los acuerdos comerciales y relaciones diplomáticas con el comportamiento doméstico de los líderes del Partido Comunista Chino y exigirles ciertos estándares de comportamiento, algo que por ejemplo la Unión Europea falló en hacer una semana atrás al firmar un pacto de inversión multi millonario con Beijing.

Una de las medidas más severas y públicas adoptadas fueron las sanciones de funcionarios del gobierno chino involucrados en violaciones a los derechos humanos.

El 10 de diciembre pasado, según un informe de Vision Times, un oficial de policía Huang Yuanxiong y su esposa fueron sancionados por haber perseguidos a los practicantes de Falun Gong en China, una disciplina de la Escuela Buda que es perseguida desde 1999 por el régimen comunista chino.

La lista es interminable. Los acuerdos de paz entre países de mayoría musulmán e Israel. La Alianza de los Cinco Ojos (Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Reino Unido) junto con Japón, India y Corea del Sur para balancear la amenaza del régimen chino en el Mar Sur de China, las sanciones a las empresas en la región de Xinjiang involucradas en el genocidio a los uigures, etc.

“Estas son cosas que serán verdaderamente históricas. Creo que la historia nos recordará muy bien por estas cosas cuando se escriban los libros”, reflexionó Mike Pompeo.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com