Redacción BLesLa crisis fronteriza de Estados Unidos crece cada día más, ahora bajo el puente que une a la pequeña ciudad de Del Rio, Texas, con México se concentran más de 14.800 inmigrantes ilegales, informó el representante August Pfluger (R-Texas) tras visitar el lugar. 

Para Pfluger es urgente que el gobierno de Biden, reconozca la crisis y tome acciones ya mismo, de acuerdo con sus proyecciones los inmigrantes ilegales podría alcanzar los 2 millones, de acuerdo con su video desde la frontera del 18 de septiembre. 

“Hoy estuve en Del Río donde hay 14,878 migrantes reunidos en el puerto de entrada. Esta es una absoluta tragedia de crisis. Presidente y vicepresidente vengan a verlo por ustedes mismos”, escribió Pfluger en uno de sus tuits.

En otro, dijo también: “Escenas devastadoras de Del Río hoy. He hablado con líderes locales y agentes de la ley experimentados; lo que más escucho es que esto es lo peor que jamás hayan visto”.

“¿Dónde está la Administración? ¿Qué será necesario para que el presidente y la vicepresidenta presten atención a esto?”, añadió.

En efecto, de acuerdo con uno de los reportes más recientes de las autoridades de inmigración, el mes pasado los inmigrantes indocumentados superaron los 200.000, por segundo mes consecutivo, cuadruplicando así a los que ingresaron durante el mismo mes del 2020.  

Por su parte el expresidente, Donald Trump, mostró preocupación por el descontrol en la frontera, que está convirtiendo el país “un pozo negro de la humanidad”, desde su perspectiva. 

 Y agregó: “Asesinos, narcotraficantes y criminales de todas las formas y tamaños son una gran parte de esta migración masiva”, y dijo que ahora los africanos superan en número a los suramericanos. 

La gran mayoría de los inmigrantes que ahora acampan en condiciones paupérrimas bajo el puente internacional de Del Río son haitianos, a la espera de ser detenidos y asilados por las autoridades según New York Post. 

La administración Biden cerró un punto de entrada, desvió el tráfico, desplegó más agentes de la Patrulla Fronteriza y organizó vuelos de deportación hacia Haití, como respuesta al inusitado flujo de inmigrantes ilegales. 

Entre tanto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó el 17 de septiembre el proyecto de ley estatal 9, que proporcionará 1.800 millones de dólares adicionales en fondos estatales para la seguridad fronteriza durante los próximos dos años.

“Nuestra crisis fronteriza va más allá del Valle del Río Grande y de nuestras comunidades del sur de Texas: el contrabando de drogas, personas y armas llega a lo largo y ancho de nuestro estado, y nos afecta a todos”, dijo Abbott en un comunicado.

Y agregó: “Es por eso que la financiación de la seguridad fronteriza es crucial para nuestros esfuerzos para mantener todo el estado de Texas seguro y protegido”.

Así, Texas triplica las inversiones que ya ha hecho para protección de la frontera. “Es el trabajo del gobierno federal asegurar nuestra frontera, pero la administración Biden no ha hecho su trabajo. Así que Texas está dando un paso adelante y haciendo lo que se supone que debe hacer el gobierno federal”, señaló Abbott. 

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.