Redacción BLesLa Corte Suprema de Estados Unidos admitió un caso sobre aborto, el primero desde que fuera nombrada la jueza conservadora, Amy Coney Barrett, el año pasado bajo la gestión del entonces presidente, Donald Trump. 

El veredicto que pueda emitir genera expectación entre los ciudadanos provida y los abortistas ‘prochoice’ dado que podría cambiar significativamente el enfoque jurídico sobre el delicado tema, y, eventualmente, tender a proteger más la vida de los bebés por nacer, informó el medio alternativo El American del 30 de marzo. 

El caso específico lo presentó el Fiscal General del estado de Kentucky, Daniel Cameron, quien apeló ante la Corte Suprema para seguir defendiendo en juicio una ley estatal provida después de que los tribunales inferiores la anularon, y si no hay otros funcionarios públicos estatales que se ocupen de defenderla. 

Por el otro lado está la nueva gobernación demócrata de Kentucky, ahora en manos de Andy Beshear, que decidió no continuar con la defensa legal sobre la constitucionalidad de la ley.

Aunque la Corte Suprema no decidirá sobre una demanda por aborto, sí establecerá un precedente que impactaría la jurisprudencia sobre el tema.

La pugna entre Cameron y la gobernación de Kentucky, se inició porque el anterior gobernador republicano firmó en el 2018 una ley que prohíbe el uso del método de aborto de “dilatación y evacuación” para embarazos de 15 semanas o más.

En este atroz procedimiento el bebé no nacido es literalmente despedazado dentro del útero materno o en el canal de parto, para luego ser retirado en las partes resultantes.

Le recomendamos:

Pero esta ley luego fue anulada por una corte federal, lo que motivó a Cameron a apelar ante la Corte Suprema.

La Corte no se pronunciará sobre la constitucionalidad de la ley provida, sino solo sobre si Cameron puede seguir defendiendola. 

Cameron explicó su compromiso para defender la ley y la voluntad de los habitantes de Kentucky que la respalda. 

“Esta ley refleja la conciencia de Kentucky al prohibir la espantosa práctica de los abortos por desmembramiento en vivo, y es importante que los kentuckianos tengan una voz ante el más alto tribunal de nuestra nación”, declaró en este sentido Cameron.  

Los observadores están atentos para saber de qué manera votan los 9 jueces, 6 de los cuales son conservadores, lo que eventualmente le daría la victoria a Cameron. 

Con base en los resultados se podría continuar o no con la posible revocación de la polémica ley Roe v. Wade, que despenalizó el aborto inducido en el país. Eventualmente también podría tener serias implicaciones en la composición institucional del gobierno federal.

José Hermosa– BLes.com