Un tribunal federal de apelaciones ha agilizado la solicitud de Sidney Powell de un examen forense de las máquinas de Dominion Voting Systems después de que la abogada presentara una demanda la semana pasada, alegando que las máquinas son inseguras y permitieron que fuerzas extranjeras se inmiscuyeran en las elecciones presidenciales.

La solicitud de Powell recibió una revisión expedita del tribunal federal de apelaciones de Atlanta, informó Bloomberg. Ella está tratando de obligar a los funcionarios de Georgia a permitir el examen de las máquinas de Dominion Voting Systems Inc. del estado que ella dijo son fundamentales para las grandes demandas de fraude electoral.

Powell apeló después de que un juez se negara a conceder inmediatamente su solicitud de una orden de restricción temporal que obligara a realizar auditorías de las máquinas de Dominion, que según ella tienen vínculos con el “dinero comunista”. El miércoles 2 de diciembre, el tribunal concedió su moción de emergencia para acelerar las sesiones informativas sobre si se oirá el caso en una fase tan temprana.

Le recomendamos: 

La petición de Powell, presentada el miércoles, decía que lo que está en juego “no podría ser más importante” porque en Georgia se ha producido un fraude electoral masivo en el contexto de las máquinas de votación que utilizan el software de Dominion.

Powell inició su demanda en Georgia el 25 de noviembre, alegando un fraude electoral masivo en el estado que manipuló las elecciones de 2020 para el candidato demócrata Joe Biden.

En la demanda, de 104 páginas, Powell dijo que un esquema se centraba en el “relleno de boletas” moderno oculto por los algoritmos de las máquinas de votación y alegó que el Partido Comunista Chino (PCCh) y los agentes iraníes tenían acceso al software de Dominion Voting Systems para manipular la elección.

Powell acusó al gobernador de Georgia, Brian Kemp, y al Secretario de Estado, Brad Raffensperger, ambos funcionarios republicanos, de haberse “apresurado a comprar las máquinas y el software de Dominion en 2019 para las elecciones presidenciales de 2020” sin la debida diligencia y haciendo caso omiso de las cuestiones de seguridad.

Dominion se encuentra en medio de una tormenta causada por una sucesión interminable de fraudes electorales, que destruyeron millones de votos y transfirieron muchos de ellos del presidente Donald Trump a Biden.

Una investigación reciente, basada en los archivos de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos, ha revelado que el PCCh invirtió 400 millones de dólares en los sistemas de votación de Dominion a través del banco suizo USB, un mes antes de las elecciones.

Dan Xuantu – The BL