Redacción BLes.com – Kim Yo-jong dijo que es poco probable que haya una nueva cumbre en 2020 entre su hermano, el líder norcoreano Kim Jong-un, y el presidente estadounidense Donald Trump. Asimismo, afirmó que pidió DVD de las celebraciones del Día de la Independencia de Estados Unidos, hecho curioso que algunos interpretan como un gesto del grado de calidez en las relaciones bilaterales entre Washington y Pyongyang.

En un comunicado publicado el viernes en la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA), Kim señaló que tanto ella como su hermano enviaron buenos deseos al Presidente Trump, pero estipuló que no es el momento adecuado para que ambos mandatarios concreten su tercera reunión.

“Sigue siendo mi opinión personal, sin embargo, dudo que cosas como las conversaciones de la cumbre entre la RPDC [República Popular de Corea del Norte] y EE. UU. ocurran este año”, indicó aunque matizó: “Pero sigo dudando. Eso es porque todavía puede ocurrir algo sorprendente, dependiendo del juicio y la decisión entre los dos principales líderes (sic)”.

Los comentarios de Kim se publicaron un día después de que el Secretario de Estado Mike Pompeo afirmara que tenía “muchas esperanzas” de reanudar las conversaciones con Corea del Norte sobre la desnuclearización, lo que parecía dejar abierta la posibilidad de una tercera cumbre entre Trump y Kim. Pero lo cierto es que desde la Casa Blanca aún no se ha solicitado una reunión con el dictador norcoreano.

“Cuando miramos hacia atrás, a principios de (sic) 2019, EE. UU. tuvo la posibilidad de deshabilitar primero nuestro arsenal nuclear y desmantelar nuestro programa nuclear a largo plazo levantando parcialmente las sanciones”, explicó Kim afirmando que por el momento no es posible que ocurra una desnuclearización en el régimen comunista en tanto no se levanten las sanciones económicas contra Pyongyang.

Más allá de eso, en lo que se podría interpretar como una declaración “amistosa” con el pueblo estadounidense, Kim Yo-jong dijo que obtuvo el permiso de su hermano para obtener DVDs de las recientes celebraciones por el Día de la Independencia de Estados Unidos.

“Por último, pero no menos importante (sic), me gustaría dar mi impresión sobre las celebraciones del Día de la Independencia de EE. UU. que he visto en la televisión hace unos días”, comentó Kim.

“Tengo el permiso del Camarada Presidente para obtener personalmente, con seguridad, el DVD de las celebraciones del Día de la Independencia en el futuro, si es posible”, afirmó.

Las declaraciones de la influyente hermana de Kim Jong-un se produjeron horas después de que el hombre de referencia de EE. UU. para Corea del Norte, el Secretario de Estado Adjunto Stephen Biegun, concluyera una visita de tres días a Corea del Sur donde rechazó las especulaciones de que estaba tratando de reunirse con funcionarios de Corea del Norte durante su viaje, pero dijo que Estados Unidos estaba abierto a las conversaciones.

En junio, el aislado régimen comunista destruyó una oficina de enlace cerca de la frontera norte-sur tras afirmar que el gobierno de Corea del Sur estaba permitiendo a los desertores enviar panfletos a través de la frontera. Desde entonces, Kim Yo-jong ha sido el rostro visible de la retórica confrontativa de Pyongyang contra Seúl.

Sin embargo, ese tono no se vio reflejado en la consideración hacia Estados Unidos y puntualmente hacia el Presidente Trump.

“Corea del Norte no tiene intención de perjudicar a EE. UU.”, dijo afirmando que “Kim Jong-un le ha dejado esto en claro a Trump”.

Miguel Díaz – Redacción BLes.com