El representante Scott DesJarlais analizó el controvertido juicio político que siguen los demócratas tratando de impugnar al presidente de Estados Unidos, y encuentra que los testigos no aportaron respuestas y en cambio dan lugar a muchas preguntas.

Asimismo, propone la que a su entender sería la verdadera razón que se encontraría detrás del proceso de destitución, de acuerdo con el artículo que publicó en el medio alternativo Breitbart el 2 de diciembre.

Para Desjarlais queda claro que los “testigos estrella” no presenciaron personalmente ningún arreglo por parte del presidente Trump, para que el presidente de Ucrania investigara al expresidente Joe Biden y a su hijo.

Adicionalmente, está fundamentado en la Constitución que es función del presidente fijar la política exterior del país, por lo que su intervención resulta válida.

Por otro lado, Ucrania recibió toda la ayuda prometida y no entregó a cambio la supuesta investigación que habría solicitado el presidente Trump.

Uno tras otro el representante Desjarlais repasa todos lo intentos que los demócratas han urdido para destituir al mandatario legalmente elegido por 63 millones de estadounidenses, sin que lo lograran.

Recuerda la falsa colusión rusa en la que los demócratas gastaron 32 millones de dólares durante dos años sin encontrar nada contra el presidente Trump.

También menciona a los ex funcionarios de la administración Obama -John Brennan, James Comey y Andrew McCabe, entre otros de la CIA y el FBI- en sus intentos para frustrar la elección del presidente Trump y posteriormente para impugnar su mandato.

Así, el juicio político sería “la última oportunidad de los demócratas para deshacer una elección, proteger a Joe Biden y asegurar que su agenda de extrema izquierda prevalezca en 2020, la que también podría ser su peor idea hasta ahora”, según concluye Desjarlais.

Igualmente, postula que el informe que el Inspector General del Departamento de Justicia publicará este mes de diciembre, podría exponer el abuso generalizado de la vigilancia doméstica bajo la administración de Obama.

En el mismo sentido se pronunció el fundador y presidente de los Conservadores Negros de la Montaña Rocosa, Derrick Wilburn, argumentando que el desacreditado juicio político es una represalia contra el presidente porque no pertenece “al club”.

“El club” al que alude Wilburn estaría compuesto por los demócratas y algunos republicanos involucrados en conductas ilegales, y quienes ahora temen que el presidente Trump les llame a dar cuentas.

“Desde siempre, el ‘club’ ha estado haciendo tratos y haciendo estafas para ellos y sus familias a través de los cuales terminan asquerosamente ricos, increíblemente poderosos, viajan por el mundo sin gastos personales y comen codornices en galletas, todo no solo a espaldas de sus electores, sino con los dólares de esos electores”, describió Wilburn.

Finalmente, si de acuerdo con Desjarlais el controvertido juicio político, impulsado desesperadamente por los demócratas, es “su peor idea hasta ahora” difícilmente logren llegar a la Casa Blanca en el 2020 y lo más probable es que fracasen como lo hicieron en el 2016.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.