El FBI asegura que Tang Juan, una bióloga de origen chino, mintió sobre su conexión con el ejército del PCCh para recibir una visa estadounidense. Logró refugiarse en el consulado chino en San Francisco y así evitó ser arrestada.

Redacción BLes.com – Según la documentación presentada en la Corte, la investigadora en biología de orígen chino Tan Juan, ingresó a los Estados Unidos el año pasado con una visa de no inmigrante con el objetivo de realizar investigaciones en la Universidad de California. 

Al encontrarse fotos de ella con uniforme militar en Internet, sonó la alarma en el FBI y comenzó una investigación al respecto. El pasado 20 de junio el FBI logró entrevistarla con el objetivo de recabar información acerca de su solicitud de visa. En ese entonces ella aseguró que nunca había servido en el ejército chino ni era miembro del (PCCh) Partido Comunista chino. 

El FBI ejecutó una orden de registro inmediatamente en la casa de Tang y encontró evidencia adicional de su afiliación al ejército y su participación como médica en la Universidad Médica de la Fuerza Aérea (UMFA) del régimen chino. El 26 de junio el gobierno de los Estados Unidos presentó cargos judiciales contra Tang Juan por fraude de visas.

El FBI aseguró en una presentación judicial que, luego del encuentro con Tang Juan el 20 de junio, la sospechosa se dirigió al consulado del régimen chino en San Francisco donde aún se encuentra. 

Según se documentó, ya existe evidencia de al menos un caso que podría ser similar, en que se encontró a un científico militar, llamado Chen Song, copiando o robando información de instituciones estadounidenses recibiendo órdenes de militares superiores en China. 

Chen Song, era un “científico militar en servicio activo del Ejército de Liberación Popular (ELP) que mintió para ingresar a los Estados Unidos, intentó destruir evidencia y mintió ampliamente al FBI cuando fue entrevistado”, escribió el gobierno en los documentos de acusación.

“El caso del acusado no es aislado, sino que parece ser parte de un programa llevado a cabo por el ELP, y específicamente, UMFA o instituciones asociadas, para enviar científicos militares a los Estados Unidos con falsas pretensiones, con falsas portadas o declaraciones falsas sobre su verdadero empleo”, dijo el FBI, refiriéndose a Chen Song. Otro caso involucra a un presunto espía que trabaja para UCSF.

El miércoles, el Departamento de Estado de los Estados Unidos ordenó al régimen chino cerrar su consulado en Houston, Texas. Según señalaron otros medios, los voceros indicaron que la medida del gobierno fue tomada para proteger la información privada de los Estados Unidos y la propiedad intelectual. 

Cai Wei, el cónsul general chino en Houston, dijo a KTRK-TV que la orden de cierre fue “bastante errónea” y “muy perjudicial” para las relaciones entre Estados Unidos y China.

Cuando se le preguntó sobre las acusaciones de espionaje y robo de datos, Cai Wei dijo: “Tendrian que dar alguna evidencia, decir algo de los hechos … Conociendo a los estadounidenses, tienen el imperio de la ley, no eres culpable hasta que se demuestre lo contrario”. Además amenazó con que el régimen tomaría prontas represalias por las decisiones tomadas unilateralmente por el gobierno de los Estados Unidos.

Por otro lado, el martes, el Departamento de Justicia informó que dos ciudadanos de origen chino fueron acusados de haber intentado robar secretos comerciales al violar la seguridad informática e ingresar a los datos de una empresa que trabaja en una vacuna contra el virus del PCCh. Ambos individuos se encontrarían en China y prófugos de la justicia estadounidense.

El cierre del consulado en Houston marcó otro suceso en la tensa relación entre Estados Unidos y el régimen chino, que ahora se suma a las acusaciones de la Casa Blanca sobre el virus del PCCh, las disputas en comercio, reclamos en materia de Derechos Humanos, la Ley de seguridad en Hong Kong, el Mar de Sur de China y la lista parece no terminar.

Andrés Vacca – Redacción BLes.com