Redacción BLes- El Arzobispo Carlo Maria Vigano, Ex Nuncio Apostólico de EE. UU., dirigió una carta abierta al presidente estadounidense Donald Trump en la que le expresa su solidaridad y advierte el avance de una peligrosa “conspiración global contra Dios y la humanidad”.

Vigano habla de un plan llamado ‘Gran Reseteo’ (Great Reset) y señala que la autora es una élite que quiere someter a toda la humanidad, imponiendo medidas coercitivas con las que limitará drásticamente las libertades de las personas y los pueblos.

En sus observaciones Vigano destaca un estado de crisis generalizado en el que son amenazados principios e instituciones que han sido bases de la cultura humana. 

“Diariamente percibimos que se multiplican los ataques de aquellos que quieren destruir la base misma de la sociedad: la familia natural, el respeto a la vida humana, el amor a la patria, la libertad de educación y de negocios”, señala Vigano. 

“Vemos a los jefes de las naciones y a los líderes religiosos complacientes con este suicidio de la cultura occidental y su alma cristiana, mientras que los derechos fundamentales de los ciudadanos y los creyentes son negados en nombre de una emergencia sanitaria que se revela cada vez más como instrumental para el establecimiento de una tiranía inhumana sin rostro”, agrega.

En este sentido, Vigano sigue refiriéndose a este complot mundial en el que participan líderes mundiales, agrupados alrededor del Foro Económico Mundial.

Este grupo estaría planeando “limitar drásticamente las libertades individuales y las de poblaciones enteras”.

Uno de sus líderes sería el multimillonario Bill Gates, quien insiste en la vacunación obligatoria de todas las personas contra el virus PCCh (coronavirus).

“Quienes no acepten estas medidas serán confinados en campos de detención o sometidos a arresto domiciliario, y todos sus bienes serán confiscados”, describe Vigano. 

Agregando que esta conspiración sería una atentado contra los seres humanos “dotados de un alma y un corazón, porque están unidos por un vínculo espiritual que saca su fuerza de lo alto”.

Con la complicidad de los medios de comunicación ese plan destructivo avanzaba en silencio pero ahora “todo tipo de engaños, escándalos y crímenes están saliendo a la luz”, señala el alto dignatario Vigano.

Más aún, Vigano se refiere en términos drásticos sobre el Papa Francisco, acusándolo de traidor.

“Como ahora está claro, el que ocupa la Cátedra de Pedro ha traicionado su papel desde el principio para defender y promover la ideología globalista, apoyando la agenda de la iglesia profunda, que lo eligió de sus filas”, denuncia Vigano.

Así, Vigano exalta el papel histórico que cumple Trump en estos momentos, como el único de los líderes mundiales que se opone al llamado ‘Estado Profundo’, que pretende instaurar una dictadura mundial.

Igualmente destaca la toma de conciencia de muchas personas en el mundo que valoran su alma. 

Este pueblo “está redescubriendo que tiene alma; está comprendiendo que no está dispuesto a cambiar su libertad por la homogeneización y la cancelación de su identidad; está empezando a comprender el valor de los lazos familiares y sociales, de los vínculos de fe y cultura que unen a las personas honestas”, enfatiza Vigano. 

También considera que el plan globalista fracasará. 

“Este Gran Reseteo está destinado a fracasar porque quienes lo planearon no entienden que todavía hay gente dispuesta a salir a la calle a defender sus derechos, a proteger a sus seres queridos, a dar un futuro a sus hijos y nietos”, pronosticó Vigano. 

Finalmente, reconoce a Trump y a Estados Unidos como el baluarte destinado a contrarrestar esa conspiración.

“Los Estados Unidos de América son considerados el muro de defensa contra el que se ha desatado la guerra declarada por los defensores del globalismo”, declara Vigano. 

De hecho, el Foro Económico Mundial propone el Gran Reseteo, argumentando la pandemia, y respaldando políticas globalistas como la del controvertido cambio climático, según su página web. 

Coca Cola, Ikea, Alibaba Group, BASF, BBVA, Ecopetrol, Facebook, Huawei, y muchas empresas más, incluyendo a las vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh), respaldan los planes del Foro Económico Mundial.

José Hermosa-BLes.com