Redacción BLesUn grupo de legisladores del Congreso están apuntando contra los gigantes tecnológicos en su compromiso por la lucha antimonopolio. El paquete de legislaciones que proponen aprobar podría obligarlos a revisar o incluso romper los imperios comerciales cada vez más dominantes del sector.

El paquete de cinco proyectos de ley antimonopolio presentados por un grupo bipartidista en el Congreso el viernes, apunta principalmente contra Amazon, Apple, Facebook y Alphabet, la matriz de Google. Los proyectos proponen generar dificultades para que las plataformas tecnológicas más grandes completen fusiones y de este modo les impide poseer empresas que creen conflictos de intereses.

Los proyectos surgen luego de que se realizara una investigación llevada a cabo durante 16 meses, realizada por el subcomité judicial de la Cámara de Representantes sobre el caso de monopolio de  las cuatro empresas mencionadas anteriormente. 

Como resultado de la investigación, se presentó un informe de más de 450 páginas, el cual concluyó en que las cuatro empresas disfrutan de un poder de monopolio que debe ser controlado por el Congreso y las autoridades.

En este sentido, se recomendaron cambios en las leyes antimonopolio y su aplicación, que podrían resultar en importantes modificaciones para las grandes empresas tecnológicas, tales como la escisión o separación de partes de sus negocios o trabas a la compra de empresas más pequeñas.

Los nuevos proyectos de ley presentados a raíz del informe, podrían ser particularmente difíciles de sobrellevar para Amazon y Apple, ya que ambos administran mercados que incluyen sus propios productos o aplicaciones que compiten con vendedores externos que dependen de sus servicios.

Uno de los proyectos denominado “Ley estadounidense de innovación y elección en línea”, reduciría la capacidad de las grandes empresas de tecnología para usar sus plataformas con el fin de promocionar sus propios productos antes que los de la competencia, una norma que podría golpear al software Android de Apple y Google por sus políticas de tiendas de aplicaciones, y a Amazon por su enorme mercado de terceros.

 

Le recomendamos: CRÍAN NIÑOS para venderlos a élites PEDOFILAS: REVELACIONES de un exagente de la CIA

Ad will display in 09 seconds

El representante Ken Buck, republicano por Colorado, el principal republicano en el panel antimonopolio, aseguró que la legislación “rompe el poder de monopolio de las grandes tecnologías para controlar lo que los estadounidenses ven y dicen en línea, y fomenta un mercado en línea que promueve la innovación”.

Otros tres proyectos de ley presentados en el mismo paquete de medidas, tienen como objetivo frenar las fusiones entre firmas, lo cual fue una de las estrategias utilizadas por los gigantes de Silicon Valley para crecer y neutralizar la competencia. 

“La Ley de Oportunidades y Competencia de Plataformas”, dirigida por el Representante demócrata Hakeem Jeffries, prohibiría a las principales firmas comprar a pequeñas plataformas que puedan implicar amenazas competitivas.

Mientras que “La Ley de Modernización de Tarifas de Presentación de Fusiones”, dirigida por el Representante Joe Neguse, le daría a las agencias de aplicación el poder y los recursos para exigir tarifas más altas en fusiones valoradas por sobre mil millones de dólares.

Ahora que los proyectos ya fueron presentados, deberán pasar por el Comité Judicial quien deberá votar los proyectos de ley antes de enviarlos a la Cámara para su aprobación y luego al Senado. Una vez que se logre la cadena de aprobaciones, entonces el presidente podrá convertir los proyectos en ley.

En principio pareciera existir un importante apoyo bipartidista al paquete de medidas, lo que implica malas noticias para los gigantes de la tecnología, quienes también están viendo afectados sus intereses en otros países que están implementando medidas similares contra los abusos de estas empresas. 

Si bien los demócratas y los republicanos no han estado de acuerdo en muchas de las cuestiones que intervienen en este delicado asunto, si están de acuerdo en la existencia de la problemática y aparentemente han logrado convenir en ciertos puntos estratégicos para implementar un paquete de medidas que, de aplicarse, podría realmente generar un verdadero cambio en la configuración de las grandes empresas tecnológicas. 

Andrés Vacca – BLes.com