Redacción BLesLa secretaria de Comercio, Gina Raimondo, y su esposo poseen una participación financiera en la empresa matriz de WeChat, Tencent Holdings, a través de un fondo que cotiza en bolsa. Lo más polémico del asunto es que el Departamento de Comercio es el encargado de revisar la prohibición del gigante tecnológico chino impuesto por el expresidente Donald Trump.

Según una información financiera presentada ante la Oficina de Ética Gubernamental, Raimondo y su esposo poseen conjuntamente acciones de dos fondos cotizados en bolsa (ETF) de mercados emergentes, que están compuestos por varias acciones extranjeras, incluida Tencent Holdings. En total, la posición de la pareja en los dos ETF vale entre 365.000 y 750.000 dólares. La cantidad exacta no se proporciona en la presentación de la OGE 

Según informó Daily Caller, la secretaria de comercio recientemente confirmada prometió desinvertir en otras posiciones financieras, citando posibles conflictos de intereses, pero no mencionó la desinversión de su participación en Tencent Holdings.

Ante la consulta del Daily Caller al asesor general del Proyecto sobre Supervisión Gubernamental, Scott Amey, éste se desligó del asunto y recomendó que Raimondo debería consultar con un funcionario de ética para determinar si su inversión representa un conflicto, y “se haga a un lado si es necesario”.

La administración del presidente Joe Biden está llevando a cabo una amplia revisión de las órdenes ejecutivas pendientes de la administración anterior relacionadas con el régimen comunista chino, entre las cuales se encuentra una orden ejecutiva firmada en agosto a través de la cual se prohibió las transacciones con Tencent Holdings, empresa matriz de Wechat y TikTok. El Departamento de Comercio es justamente el encargado de evaluar esta situación.

La ley federal de ética prohíbe a los empleados del gobierno participar en asuntos oficiales en los que tengan un interés financiero, por lo que las participaciones de Raimondo en Tencent podrían estar afectadas por un grave conflicto de intereses.

La orden ejecutiva firmada por el expresidente Trump, dictamina la prohibición de las transacciones de la firma TikTok, WeChat y su empresa matriz Tencent Holding, pero sin detallar las implicancias del amplio concepto “transacción”.

Le recomendamos:

La orden ejecutiva manifiesta el interés de la administración Trump por interrumpir aspectos clave de las operaciones y la financiación de las firmas de origen chino y ligadas al Partido Comunista Chino (PCCh) y su sistema de inteligencia, en medio de preocupaciones sobre la seguridad de los datos personales que maneja la aplicación.

El documento afirma que las “transacciones prohibidas” incluyen, por ejemplo, acuerdos que permiten hoy que la aplicación esté disponible en las tiendas de aplicaciones, o comprar publicidad en Tik Tok, haciendo que la publicidad en la plataforma sea ilegal.

Estas medidas podrían paralizar por completo el financiamiento y crecimiento de la aplicación en Estados Unidos. “Eso mata a TikTok en los Estados Unidos”, dijo James Lewis a Reuters, un experto en seguridad cibernética del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington. “Si quieren crecer, estas reglas son un gran obstáculo”.

Más tarde se pactó, que la aplicación sólo podría continuar siendo utilizada en Estados Unidos si la misma es vendida a alguna firma local. 

Luego, con el cambio de administración la resolución del conflicto quedó inconclusa y resta esperar el veredicto del Departamento de Comercio para saber cómo se resolverá.  

Andrés Vacca– BLes.com