Presentando a su candidatos en Pensilvania, el exmandatario habló ante miles de simpatizantes y arremetió fuertemente contra Biden por su discurso de la semana pasada.

En su primer mitin de campaña desde que el FBI ejecutó un allanamiento ilegal en su residencia por orden del gobierno de Biden, el expresidente Donald Trump visitó el estado de Pensilvania y brindó un enérgico discurso de más de 2 horas de duración donde arremetió contra todo el establishment demócrata por los atropellos contra su persona y sus votantes.

El mitin, realizado para apoyar al Dr. Mehmet Oz y a Doug Mastriano, candidatos del Partido Republicano para senador y gobernador del estado respectivamente, contó con la presencia de miles de votantes trumpistas que asistieron al evento luego de ser calificados como “terroristas domésticos” por Biden durante su incendiario discurso la semana pasada.

Dicho discurso fue, según Trump, “el más vil y divisivo jamás pronunciado por un presidente estadounidense”. En el mismo, el demócrata tildó a millones de votantes trumpistas de “enemigos del Estado” por cuestionar los resultados electorales y los trató de ser una “amenaza para la democracia“.

“Biden dice que todos nosotros somos enemigos del Estado. Bueno, si quieren saber la verdad, el enemigo del Estado es él, no nosotros”, sentenció el expresidente. “Los republicanos del movimiento MAGA no son los que tratan de socavar nuestra democracia, nosotros somos los que intentamos salvar nuestra democracia, muy sencillo. El peligro para la democracia viene de la izquierda radical, no de la derecha”, añadió Trump.

Al pronunciarse sobre el allanamiento a su residencia de Mar-A-Lago, por la que su equipo legal se encuentra litigando en los tribunales contra el gobierno de Biden, Trump se dirigió a la multitud expresando que no fue solo su casa la que fue allanada el mes pasado, sino que fueron las esperanzas y los sueños de todos los ciudadanos por los que él ha luchado.

“No puede haber un ejemplo más claro de la amenaza hacia la libertad estadounidense que lo que pasó hace unas semanas, cuando fuimos testigos de uno de los abusos de poder más escandalosos por parte de cualquier administración en la historia de Estados Unidos”, sentenció el republicano.

Trump también pasó buena parte de su discurso arremetiendo contra los candidatos al Senado y a la Gobernación que presentan los demócratas esta elección, criticando duramente al socialista John Fetterman, actual vicegobernador del estado y un miembro de la casta política local que nunca ostentó un cargo en el sector privado.

“Fetterman es un perdedor socialista que ha estado viviendo del dinero de sus padres durante toda su vida”, afirmó Trump, después de que un artículo publicado por un diario local detallara cómo el actual candidato demócrata vivía a base de préstamos de sus padres mientras se desempeña como alcalde de un pequeño pueblo del estado.

Para finalizar, el exmandatario reflexionó sobre todo lo conseguido por su movimiento y alentó a sus seguidores a que voten en esta elección y le arrebaten ambas cámaras del Congreso a los demócratas.

“Nuestro movimiento MAGA es por lejos el mayor movimiento político en la historia de nuestro país. Juntos nos estamos enfrentando a las fuerzas más amenazantes, a los intereses más arraigados y a los oponentes más despiadados que nuestro pueblo haya visto jamás”, aseveró.

“Nuestra mayor amenaza sigue siendo la gente enferma, siniestra y malvada de nuestro propio país. Pero no importa lo grandes o poderosos que sean los corruptos demócratas de la izquierda radical, tenemos que hacerlos mucho menos poderosos. Nunca permitiremos que nadie olvide que esta nación no les pertenece. Esta nación les pertenece a ustedes, es nuestro hogar y herencia”, cerró un enérgico y combativo Trump.

Fuente: La Derecha Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.