Una ciudad del sur de California se rebeló contra su Estado y se alineó con el presidente Donald Trump, votando el lunes 19 de marzo en favor de rechazar la Ley de Santuario.

El ayuntamiento de Los Alamitos votó 4-1 para optar por una ley estatal que prohíbe a la policía local cooperar con las autoridades federales de inmigración en casos donde extranjeros ilegales que enfrentan la deportación, son liberados de la detención.

California se convirtió en un “Estado Santuario” después de que el Gobernador Jerry Brown firmara el año pasado la legislación que entró en vigencia el 1 de enero.

Sin embargo el consejo de Los Alamitos ordenó que la ley “podría estar en conflicto directo con las leyes federales y la Constitución”, lo que “hace imposible cumplir nuestro juramento de apoyar y defender la Constitución de los Estados Unidos”, informó Fox News.

El rechazo de la ciudad a la ley estatal se produce en un momento de intensas críticas a ciudades y estados santuarios por parte de Donald Trump, el Fiscal General Jeff Sessions y una batería de funcionarios federales.

El presidente Donald Trump habla a los medios antes de partir de la Casa Blanca hacia la base conjunta Andrews, de camino a San Diego, California, el 13 de marzo de 2018. (Samira Bouaou / La Gran Época)

Se cree que puede convertirse en un modelo para otros lugares que pueden estar aplicando involuntariamente las políticas del santuario en un momento en que los altos funcionarios federales están criticando la práctica y trabajando para encontrar una forma de eliminarla.

“Quizás esta podría ser (una práctica) líder. Estamos alentados de que este paquete de políticas tome medidas que respalden las leyes federales”, dijo a Los Angeles Times, Robin Hvidston, director ejecutivo del grupo pro-inmigración We the People Rising.

Trump ha criticado las políticas de santuario desde que estaba en campaña, diciendo que protegen de la deportación a criminales peligrosos que están en el país ilegalmente. En sesiones legales se presentó una demanda contra California por su Ley Santuario.

El Fiscal General Jeff Sessions en Capitol Hill en Washington, DC, el 13 de junio de 2017. (Saul Loeb / AFP / Getty Images)

Los partidarios de rechazar la política de California, utilizaron la Constitución y el estado de derecho para explicar su postura.

“Están afirmando su derecho a garantizar que la constitución siga siendo la ley principal de la Tierra”, dijo Arthur Schaper, un partidario de la moción de Los Alamitos, a Fox Los Angeles.

“La ley es la ley y debe ser aplicada en todo el país”, dijo Moti Cohen, un inmigrante legal, a The Los Angeles Times. “El país es un país de ley y orden, y tienes que venir aquí legalmente”.

Cohen llegó legalmente a los Estados Unidos y se convirtió en residente permanente después de casarse con su esposa estadounidense.

La única voz disidente en Los Alamitos es Mark Chirco, quien explicó que votó en contra de la medida por temor a una batalla costosa con el Estado de California.

Si una batalla legal se confirma, Hvidston espera que el Departamento de Justicia intervenga para ayudar a la ciudad.

“Estamos pidiendo al gobierno federal que se levante en nombre de la ciudad”, dijo.

Los Alamitos es una pequeña ciudad al sur de Los Ángeles.

A través de  La Gran Época.

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.