Redacción BLes– Cinco legisladores demócratas de Texas contrajeron el virus del Partido Comunista chino (PCCh) al salir de su estado. Los legisladores viajaron a Washington para privar a sus colegas republicanos del quórum necesario para la aprobación de un proyecto de ley sobre la integridad de las elecciones.

Un grupo de más de 50 demócratas estatales viajaron juntos en varios aviones fletados al capitolio de la nación el 12 de julio. Se tomaron selfies y fueron rápidamente criticados por no llevar máscaras, según Fox News.

Habían huido del Estado de la Estrella Solitaria para frustrar un segundo intento republicano de aprobar una legislación que restringe el proceso de votación para obtener resultados electorales más fiables. Ya habían logrado bloquear otro proyecto de ley en mayo, tras orquestar un paro masivo antes de la fecha límite crucial.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, contraatacó prometiendo seguir anunciando sesiones extraordinarias hasta que los demócratas desobedientes regresen finalmente al Estado de la Estrella Solitaria. Abbott insiste en que el proyecto de ley hará “más fácil votar y más difícil hacer trampa”.

Aunque el Caucus Demócrata de la Cámara de Representantes de Texas se esforzó por ocultar la identidad de los legisladores infectados, el Texas Tribune reveló que dos de ellos son el representante estatal de Antonio, Trey Martínez Fischer, y la representante estatal de Austin, Celia Israel.

Ambos legisladores son asintomáticos o sólo han experimentado síntomas muy leves. Los cinco casos se han clasificado desde entonces como infección inesperada.

Le recomendamos: Funcionarios de OBAMA podrían IR A PRISIÓN | BOMBA del representante Nunes

Ad will display in 09 seconds

Kamala Harris, que se reunió con cinco demócratas de Texas un día después de su llegada a Washington, se negó a someterse a las pruebas y a la cuarentena. La portavoz Symone Sanders dijo que la vicepresidenta, su personal y todos los legisladores estatales estaban completamente vacunados, según Breitbart.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están permitiendo que todas las personas totalmente vacunadas se salten las pruebas y la cuarentena, incluso si estuvieron en contacto cercano con alguien que dio positivo y no mostró síntomas. Los CDC también permiten que las personas totalmente vacunadas se salten las pruebas y la autocuarentena si viajan a cualquier lugar de Estados Unidos.

Según el Texas Tribune, la variante Delta, más letal e infecciosa, ha sido la causante de casi 1.000 nuevas infecciones al día en todo Texas.

El aumento de las nuevas infecciones también ha provocado más hospitalizaciones relacionadas con el virus PCCh. El 14 de julio, el estado informó de que un total de más de 2.500 tejanos han sido hospitalizados por la mortal enfermedad.

Pfizer ha ofrecido vender una dosis de refuerzo, además de otras dos vacunas, para una mayor protección contra el virus PCCh. El gigante farmacéutico afirma que las dos primeras dosis pueden desaparecer sólo seis meses después de la inoculación.

Sin embargo, las autoridades sanitarias federales rechazan esta afirmación e invitan a Pfizer a proporcionar datos científicos más detallados para respaldar su argumento. En el momento de la publicación, la empresa no había facilitado más información sobre la tercera dosis.

Laura Enrione – BLes.com