Redacción BLes- Cientos de cubanos, venezolanos e israelís americanos salieron a las calles de Miami este jueves para demandar transparencia en las elecciones dados los crecientes reportes y evidencias de fraude por parte de los demócratas, reportó Breitbart.

En medio de la batalla legal del presidente Trump por obtener transparencia en las elecciones presidenciales, los estadounidenses no se han quedado de brazos cruzados y muchos han salido a las calles a pedir que se cuenten los votos con transparencia.

Florida es un estado caracterizado por tener una gran población hispana, principalmente de cubanos que huyeron o continúan huyendo de su país por la dura vida que llevan bajo la dictadura comunista. Trump ganó el estado con un margen considerablemente amplio.

Ellos, ahora junto con los venezolanos que también cayeron bajo un régimen socialista, se han dado cuenta del peligro que enfrentan los Estados Unidos si el partido demócrata toma el poder robando las elecciones.

Varios videos de cientos de cubanos, venezolanos e israelíes auto convocados en la Calle Ocho de Miami, para escuchar la conferencia de prensa del presidente Trump, que fue censurada por los medios principales, aparecieron estos días.

“Los demócratas están tratando de robar esta elección, derrocar a este país y derribar al presidente. Para mí está mal y como patriotas, tenemos que luchar contra esto, porque queremos ver todos los votos”, dijo un participante a Reuters.

“Muchos de nosotros – creo que todos aquí son probablemente cubanos, incluso yo soy medio cubano”, dijo otro participante. “Sabemos lo que pasa cuando te expulsan de tu país y el comunismo empieza a avanzar. Tomarán lo que quieran, cuando quieran.”

Trump anunció en su conferencia de prensa este jueves pasado que su administración ha iniciado varias demandas contra los estados claves de Michigan, Pensilvania donde el presidente ganaba las elecciones por un margen amplio al cierre de la votación y repentinamente por la madrugada, cientos de miles de votos por correo llegaron para Biden solamente, quien pasó a liderar.

Sumado a esto, se denunciaron varias irregularidades, como la expulsión de los vigiladores de urnas republicanos del conteo de votos, ‘fallas’ en el software que cuenta los votos y cambió al menos 6000 votos que eran republicanos a demócratas en un condado de Michigan, en Arizona los votos marcados con lápices Sharpie no fueron contados por la máquina a pesar de que fueron las autoridades electorales que las repartieron, y los 21.000 votos de personas muertas en Pensilvania.

Pero el desafío más grande, son los cientos de miles de votos por correo que fueron agregados ilegalmente en los estados claves cuando el tiempo para recibirlos había expirado y el equipo legal de presidente está poniendo su foco en este punto, ya que una vez eliminados estos votos ilegales, se sabrá el resultado real de votos legales.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com

También te puede interesar: