Redacción BLesEl senador Jim Inhofe, republicano por Oklahoma, cuestionó los confusos datos suministrados por el gobierno de Biden acerca de cuántos ciudadanos americanos aún permanecen en Afganistán bajo el poder talibán, a lo que respondió el subsecretario de Defensa para Política, Colin Kahl.

“Una de las muchas cosas confusas de todo este asunto es que realmente no sabemos cuántos estadounidenses quedan en Afganistán”, destacó Inhofe de acuerdo con Fox News del 26 de octubre. 

Y agregó: “El número de ciudadanos estadounidenses que quedan en Afganistán, según la administración, cambia constantemente. Todos lo entendemos. Es muy confuso”, citando los diferentes datos presentados la semana pasada por el equipo del presidente estadounidense, Joe Biden.  

“Siempre dijo que quedaban entre 100 y 200 ciudadanos estadounidenses en Afganistán”, pero después comunicaron que “ya ha retirado a 234 y está en contacto con otros 363, 176 de los cuales quieren irse”, recalcó Inhofe.

Ante estos cuestionamientos, de la respuesta de Kahl se concluye que son 439 los estadounidenses que aún permanecen en Afganistán, cifra que supera en 76 a los reportados la semana pasada. 

De ellos hay 196 listos para salir de Afganistán, y 243 que tienen asuntos pendientes antes de partir o que desean permanecer bajo el gobierno talibán.

Por otro lado, a pesar del poderoso arsenal que el ejército estadounidense abandonó en manos de los talibanes, ISIS podría atacar a Estados Unidos en tan solo seis meses, según informó Kahl, basándose en reportes de las agencias de inteligencia. 

“Creo que la comunidad de inteligencia evalúa actualmente que tanto el ISIS-K como Al Qaeda tienen la intención de llevar a cabo operaciones externas, incluso contra Estados Unidos, pero ninguno de ellos tiene actualmente la capacidad de hacerlo”, dijo Kahl ante la Comisión de Servicios Armados del Senado.

En este contexto, no hay seguridad acerca de si los talibanes pueden contener el avance de los terroristas, luego de que prometieron hacerlo. 

De hecho, en la incursión de ISIS realizada el 19 de septiembre este grupo terrorista reivindicó la autoría de una serie de bombardeos perpetrada en la ciudad de Jalalabad, al este de Afganistán, citó Reuters. 

“Más de 35 milicianos talibanes murieron o resultaron heridos, en una serie de explosiones que tuvieron lugar”, dijo el grupo atacante.

Tras las cinco explosiones ocurridas se reportó la muerte de al menos tres personas y heridas en otras 20 de acuerdo con los informes de dos fuentes de la ciudad.

El más mortífero de los ataques terroristas se produjo el 26 de agosto, cuando perdieron la vida 180 personas, además de los 13 soldados estadounidenses, en medio de la caótica salida de ese país. 

Cabe señalar que la administración Biden fue muy criticada por la forma en que las tropas estadounidenses abandonaron Afganistán.

En ese marco, el expresidente Donald Trump pidió al Congreso que investigue a fondo lo que realmente sucedió.

Trump mencionó especialmente a los 13 soldados que murieron en ese proceso, y a los equipos y armamentos que por 85.000 millones de dólares quedaron en manos de los Talibanes, pidiendo al Congreso averiguar qué fue lo que “salió mal”, informó Newsmax el 28 de septiembre.

“El Congreso debería crear una ‘Comisión sobre la desastrosa retirada de Afganistán’, para averiguar qué salió mal, por qué murieron tantos de nuestros guerreros y por qué se dejó tanto dinero (85.000 millones de dólares), en forma de armas y equipo militar, para que los talibanes los utilizaran… y los vendieran a otros países”, expresó en su página Save America. 

Y enfatizó: “Esto es, sin duda, algo que debe ser investigado más a fondo. ¡Trece héroes estadounidenses muertos, miles de millones de dólares en equipamiento, y cientos de estadounidenses que aún permanecen en Afganistán con los talibanes!”.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.