Redacción BLesLa secretaria de Energía de EE. UU., Jennifer Granholm, admitió la vulnerabilidad de la extensa red eléctrica del país, que al igual que las demás industrias y actividades esenciales se hallan expuestas a los ataques cibernéticos. 

Granholm afirmó que los enemigos de la nación podrían apagar la red energética, y que de hecho, se registran miles de ataques al sector constantemente, de acuerdo con Daily Mail del 6 de junio. 

Asimismo, consideró que el pago de las enormes sumas de dinero que exigen los delincuentes cibernéticos que secuestran los datos de las empresas, tan solo agrava el problema.

Otra característica del sector energético es que es administrado por empresas privadas, lo que, al parecer, podría añadir vulnerabilidad a las actividades esenciales requeridas por los estadounidenses en su vida normal. 

En este sentido, es importante recordar que de ser detenido el suministro de energía eléctrica el impacto sería catastrófico, puesto que suspendería la distribución de alimentos porque las tiendas de comestibles no podrían abrir.

Tampoco se podrían obtener combustibles, ni sacar dinero de los cajeros automáticos, entre otras cosas, y las pérdidas económicas resultarían exorbitantes. 

Tan solo el ataque de los hackers internacionales contra el oleoducto Colonial Pipeline, ocasionó caos en gran parte del país, y todavía hay territorios a los que no llegan los combustibles, un mes después. 

El hecho de que la empresa propietaria del oleoducto hubiera pagado 4,4 millones de dólares a los delincuentes, significó una pérdida significativa de la legalidad institucional en favor de los criminales, quienes hasta ahora permanecen impunes. 

Igualmente, las unidades australianas y norteamericanas de las plantas cárnicas más grandes del mundo se vieron afectadas el 30 de mayo por un ciberataque dirigido contra sus sistemas de información, paralizando por completo sus actividades. 

Por otro lado, el panorama hacia el futuro es un tanto oscuro, o al menos requiere de mayor prevención en cuanto protección informática, al parecer el oleoducto Colonial Pipeline tan solo contaba con una contraseña para acceder a sus sistemas informáticos, cuando ahora lo habitual es que se utilicen al menos dos. 

Le recomendamos: En 2016 un ALTO MILITAR CHINO TRAZÓ la PROPAGACIÓN de un VIRUS a EE. UU

Ad will display in 09 seconds

Para la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, los ataques de ransomware “están aquí para quedarse”, y dijo que las empresas deben planificar sus procedimientos teniendo en cuenta esta circunstancia, informó Politico. 

“Lo primero que tenemos que reconocer es que esta es la realidad que debemos asumir, y las empresas deben asumir que estos ataques están aquí para quedarse y, en todo caso, se intensificarán”, advirtió. 

Asimismo, dijo que para contrarrestar la incidencia de los ciberataques a la infraestructura básica de la nación, el gobierno está considerando todas las opciones, incluyendo la intervención militar, de acuerdo New York Post. 

Por otro lado, dentro de un mes se realizará la versión 2021 del evento Cyber Polygon sobre ataques cibernéticos, que causa preocupación por el paralelo que presenta con el Evento 201 sobre pandemias, realizado en el 2019, un par de meses antes de que se iniciara el desastre causado por el virus PCCh (Partido Comunista de China).

Estos eventos fueron organizados por la Fundación Bill y Melinda Gates, el Foro Económico Mundial y otros globalistas, generando sospechas por la que sería otra de las extrañas ‘predicciones’ que les han traído grandes beneficios.

En este contexto, el Cyber Poligon 2021 podría ser una señal del posible ataque a la cadena de suministro de alimentos, lo que podría ser una oportunidad para que Bill Gates promueva alimentos fabricados por sus empresas, como la carne artificial que anunció hace unos meses.

Asimismo, el Foro Económico Mundial y los globalistas que participan de él encontrarían la oportunidad de imponer el Gran Reseteo de alcance mundial, en el que anuncia que se reestructurará la organización mundial, y en consecuencia cada ser humano: “No poseerá nada, pero será feliz”.

José Hermosa – BLes.com