Redacción BLes – “¡Los demócratas están tratando de establecer reglas especiales exclusivas para la clase elitista dominante, para así protegerse de las críticas!”, advirtió Tina Freitas, esposa del delegado republicano Nick Freitas, el martes por la noche en su cuenta de Facebook.

La mujer del veterano de guerra escribió tal afirmación después de que el delegado demócrata, Jeffrey M. Bourne, presentara la semana pasada un controvertido proyecto de ley que buscaría penalizar la creciente ola de críticas que recibe el gobernador Ralph Northam y otros funcionarios estatales por presionar una prohibición de armas de fuego que va en contra de la Segunda Enmienda de la Constitución.

“¡Guau, ahora van detrás de la Primera Enmienda!”, alertó Freitas en referencia al apartado de la Carta Magna que protege la libertad de expresión. “¿Está tratando el Gobernador Infanticida/miembro del Klu Klux Klan de evadir responsabilidades? ¿Ya no se nos permitirá exigir justicia para las presuntas víctimas de las violaciones cometidas por el teniente gobernador Fairfax?”, añadió.

“¡Esto es una censura comunista directa!”, enfatizó señalando el proyecto de ley 1627 que impulsan los demócratas, el cual “establece que ciertos delitos relacionados con amenazas y hostigamiento pueden ser procesados ​​en la ciudad de Richmond si la víctima es un gobernador, un gobernador electo, un teniente gobernador, un teniente gobernador electo, un fiscal general o un fiscal general electo, un miembro o empleado de la Asamblea General, un juez de la Corte Suprema de Virginia o un juez de la Corte de Apelaciones de Virginia”, otorgándoles más derechos que al resto de ciudadanos.

“Si cualquier persona, con la intención de coaccionar, intimidar o acosar a cualquier persona, debe usar una computadora o red informática para comunicar lenguaje obsceno, vulgar, profano, lascivo, lascivo o indecente, o hacer cualquier sugerencia o propuesta de un obsceno naturaleza, o amenazar cualquier acto ilegal o inmoral, es culpable de un delito menor de Clase 1”, determina la normativa.

Objetivo: ¿acallar a la disidencia?

La propuesta también generó las críticas del comentarista político conservador, Baxter Dmitry, quien afirma que esta ley “penaliza efectivamente la disidencia contra los funcionarios públicos”, después de que el lunes tuviera lugar una masiva concentración en Virginia para defender el derecho a las armas, en oposición a los planes del liderazgo demócrata.

El día después de que decenas de miles de manifestantes pro-Segunda Enmienda protestaran pacíficamente ante el Capitolio estatal, la Asamblea General de Virginia –de mayoría demócrata– continuó avanzando en su llamada ley de ‘bandera roja’, el proyecto SB 240, que permitiría a las autoridades quitar las armas a las personas consideradas peligrosas, informó el Time.

“El gobernador y el liderazgo de los demócratas han declarado la guerra a los ciudadanos respetuosos de la ley y a los propietarios de armas y sus votos hoy simplemente confirmaron que a eso vamos”, señaló el martes Philip Van Cleave, presidente de la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia, después de que los demócratas rechazaran varios proyectos de ley de los republicanos para aflojar las restricciones de armas, de acuerdo a CBS 6.

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds