Redacción BLes – Un grupo cada vez más numeroso de personalidades de los medios de comunicación ha apoyado el escrutinio público de una agencia federal de aplicación de la ley.

El presentador de America First, Sebastian Gorka, el cofundador de Federalist, Sean Davis, el presentador de “I’m Right”, Jesse Kelly, y la escritora senior de American Greatness, Julie Kelly, han condenado la última declaración del FBI sobre el sospechoso de tomar rehenes en una sinagoga de Texas.

Los comunicadores de masas utilizaron las redes sociales para criticar a un alto funcionario del FBI por afirmar que el ciudadano británico Malik Faisal Akram no tomó cuatro rehenes porque eran judíos.

“Creemos, a partir de nuestro compromiso con este sujeto, que estaba singularmente centrado en un asunto, y no estaba específicamente relacionado con la comunidad judía”, dijo el agente especial del FBI a cargo, Matt DeSarno, según Fox News. “Seguimos trabajando para encontrar el motivo”.

Las declaraciones se produjeron a pesar de que el asalto se produjo en la Congregación Beth Israel en Colleyville, cerca de Fort Worth, durante el Sabbath (día sagrado) judío. El momento del incidente provocó una fuerte reacción pública.

“El FBI es ahora una organización centrada únicamente en destruir a los enemigos internos del Partido Demócrata”, dijo Kelly en Twitter. “Cualquier candidato republicano al Congreso o a la presidencia, que no proclame en voz alta su intención de reformar o disolver masivamente esta organización, no debería ser considerado”.

Davis fue más allá e instó al gobierno de Biden a dejar de dar dinero de los contribuyentes a la agencia.

“El FBI es una agencia irremediablemente corrupta y rota que necesita ser desfinanciada y eliminada”, dijo en Twitter.

Akram había pedido a las autoridades que pusieran en libertad a la paquistaní Aafia Siddiqui, encarcelada en Texas por intentar presuntamente matar a miembros del servicio estadounidense en Afganistán durante 2008.

El FBI y el Departamento de Justicia consideran a la detenida un “agente y facilitador de Al Qaeda”. Además, la locutora reveló que tiene un historial de antisemitismo. Exigió que se hiciera una prueba de ADN a los miembros del jurado de su caso y que se les eliminara si tenían “antecedentes sionistas o israelíes”.

“El FBI es una broma. Una broma peligrosa”, dijo Gorka en Twitter.

Akram murió en el lugar de los hechos y los rehenes resultaron ilesos.

Richard Szabo – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.