Redacción BLesEl escándalo por el juicio de la socia del pedófilo Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, gira inesperadamente en contra de la acusadora del príncipe Andrew, Virginia Giuffre, quien al parecer también reclutaba menores para que fueran abusadas sexualmente por personalidades de la élite internacional.  

Estos hechos fueron revelados por una de las testigos en el juicio contra Maxwell, Carolyn Andriano, quien relató las confesiones hechas por Giuffre sobre los encuentros con el príncipe Andrew en Londres y sobre cómo la vinculó al grupo, de acuerdo con Daily Mail del 8 de enero.  

Andriano expresó en su testimonio del mes pasado que Giuffre le había contado de sus encuentros para cenar y “acostarse” con Andrew en Londres en el 2001, cuando tenía 17 años, para lo que, al parecer, no fue obligada a hacerlo. 

Para esta testigo, Giuffre no solo no se mostró molesta al relatar los encuentros, sino que, por el contrario, “le pareció muy bien” y “no se podía creer que hubiera podido acostarse con el príncipe Andrés”.

Por esta aparente complacencia de Giuffre en esas relaciones, Andriano considera que la acusadora no merece ninguna indemnización, y pasa a continuación a delatarla como parte del anillo de reclutamiento de menores que serían parte de la red de pedofilia dirigida por Epstein y Maxwell.

Andriano incluso va más allá en sus incriminaciones contra Giuffre y considera que debería sufrir un tratamiento legal similar al de Maxwell, quien fue hallada culpable de cinco de los seis cargos que le hicieron durante el juicio reciente. 

En este sentido, manifiesta que conoció a Giuffre cuando apenas tenía 13 años y que a los 14 años ya fue reclutada para formar parte de esa “pirámide”. Esta última admitió durante el juicio que había llevado a otras chicas a formar parte de la red de pedofilia.

Cuando Giuffre lo consideró conveniente la invitó a “ir a hacer algo de dinero”, a lo que Andriano accedió y visitó a Epstein en su casa de Palm Beach, Florida, Estados Unidos,  para administrarle un “masaje”. 

En esa ocasión también le suministró ropa “reveladora” y le recomendó: “hagas lo que hagas, no digas tu edad”. A continuación presenció las relaciones sexuales de Giuffre con Epstein.

Finalmente, Maxwell tomó su número de teléfono y le pagó 300 dólares. Posteriormente, asistió muchas veces a los encuentros con Epstein.

Estas revelaciones de Andriano se unen al hecho de que Giuffre recibió 500.000 dólares de Epstein en el 2009, comprometiéndose a no demandar a los “potenciales acusados” de abusos sexuales en su contra. 

Por su parte, los abogados de Andrew argumentan que este acuerdo excluye al príncipe de las acusaciones de Giuffre contra él. 

Para Andrew la situación sigue siendo seria, y al parecer las cuentas de su defensa legal son de tal magnitud que se está viendo forzado a vender un chalet de esquí en Suiza, valuado en 23 millones de dólares. Asimismo, es posible que llegue a un acuerdo con Giuffre para evitar que el juicio finalice con consecuencias indeseables para él. 

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.