Redacción BLesLa Orden Nacional Fraternal de Policía (FOP) publicó el jueves una serie de estadísticas las cuales revelan que los ataques contra el personal policial han aumentado drásticamente en el último año, detectandose un 91% más de casos que durante el mismo período el año anterior.

El grupo publicó en su cuenta de Twitter que tanto hombres como mujeres que se desempeñan como agentes de la ley en los Estados Unidos han visto casi duplicar los ataques estilo emboscada, desde el año 2020.

“…En lo que va del año: 150 oficiales fueron disparados, 28 de los cuales murieron por los disparos, 51 oficiales fueron disparados en 40 ataques estilo emboscada”

Durante todo el año 2020, aseguraron que hubo “60 agentes de la ley que fueron baleados en 48 emboscadas distintas, y 12 murieron como resultado de una emboscada”. Esos datos se publicaron en el Resumen de fin de año de 2020 de agentes de la ley baleados en el cumplimiento del deber.

Los ataque “tipo emboscada” están definidos como aquellos que se llevan a cabo utilizando el factor sorpresa como característica distintiva, de este modo buscan privar a los agentes de la capacidad de defenderse del ataque. En consecuencia se sobre entiende que el objetivo de este tipo de ataque es solo hacer daño y está motivado por el odio.

Mientras los policías son atacados por delincuentes y terroristas de izquierda que plantean constantemente la posibilidad de desfinanciar a las fuerzas de seguridad, muchos políticos en lugar de condenar a estos atacantes promueven el desarrollo de estos grupos radicales como Black Lives Matter (BLM) y ANTIFA.

Tan preocupante es la situación, que cientos y cientos de agentes policiales están anticipando sus jubilaciones o incluso renunciando a sus puestos de trabajo argumentando no querer continuar exponiendo su vida ante la falta de respuesta de las autoridades. 

Le recomendamos: INQUIETANTE | Biden: Si quieres tomar el gobierno “necesitas un F-15 y algunas 4RMAS nucleares”

Ad will display in 09 seconds

En un estudio realizado por el Police Executive Research Forum, un instituto de políticas de Washington, encontraron que desde abril de 2020 hasta abril de 2021, “las jubilaciones aumentaron un 45 por ciento y las renuncias aumentaron un 18 por ciento en el año”. Estos números son en comparación respecto a los de los 12 meses anteriores.

Recientemente, la FOP también criticó a los políticos y los medios de comunicación hegemónicos por transmitir constantemente una narrativa anti-policial. “A medida que surge el crimen violento en Estados Unidos”, tuiteó la FOP, “algunos políticos y algunos medios de comunicación están engañando al público para que piense que la policía es el problema”

La publicación incluye un gráfico que muestra estadísticas del aumento del crimen en las principales ciudades.

Tal como se puede visualizar, la ciudad de Portland fue por lejos la más afectada con un 533% más de homicidios respecto al mismo período del año anterior.

Cabe recordar que los gobernantes de Portland cedieron ante las demandas de los manifestantes y mientras aumentaban considerablemente los crímenes violentos, llevaron a cabo un recorte presupuestario de más de 16 millones de dólares a las fuerzas policiales.

Las consecuencias no tardaron en llegar y la ola de violencia se incrementó drásticamente. Ante esta situación, el alcalde demócrata de Portland, Ted Wheeler, debió solicitar una partida adicional de fondos para destinarlos a la fuerza policial de la ciudad, citando un aumento en los homicidios y otros delitos violentos, según reportó Fox News

Andrés Vacca – BLes.com