Redacción BLesMiles de residentes de cinco condados rurales de Oregon, votaron el martes a favor de un petitorio que solicita a sus funcionarios electos que se pongan en acción para formar parte del estado de Idaho, debido a las políticas más conservadoras que rigen allí.

El estado de Oregon está literalmente ahuyentando a sus residentes con sus continuas políticas progresistas. Con gran parte de sus ciudadanos cansados de esta tendencia, los condados de Sherman, Lake, Grant, Baker y Malheur votaron a favor de la propuesta de separarse del estado de Oregon y unirse al estado vecino Idaho, con una impronta mucho más conservadora.

Los cinco condados se unieron en el pedido a otros dos condados, Union y Jefferson, que ya aprobaron la medida durante las elecciones de noviembre, informó el Idaho Statesman.

La iniciativa busca que los funcionarios electos del condado se reunieran para discutir y considerar un traslado fronterizo oficial a Idaho tan pronto como sea posible.

Con la mayoría de los votantes manifestándose a favor de la resolución, los comisionados del condado en cada uno de los siete condados ahora tienen la obligación de reunirse para discutir el avance de la medida.

La iniciativa de estos siete condados pareciera ser solo la punta del Iceberg, teniendo en cuenta que cada vez toma más impulso la propuesta de “Greater Idaho”, un movimiento que tiene como objetivo reubicar a 22 condados de Oregon a un estado que los represente políticamente con mayor precisión, que sería el caso de Idaho por su impronta conservadora.

Le recomendamos: Los MÍTINES MAGA YA TIENEN FECHA

Ad will display in 09 seconds

Según el sitio web de Grater Idaho, no sería la primera vez que sucede una cosa así en Estados Unidos, dado que las líneas estatales se han reubicado muchas veces en la historia del país porque “solo se necesita un pacto interestatal entre dos legislaturas estatales y la aprobación del Congreso”.

“El propósito de tener fronteras estatales es permitir esta variación. La frontera de Oregón / Idaho se estableció hace 161 años y ahora está desactualizada. No tiene sentido en su ubicación actual porque no coincide con la ubicación de la división cultural en Oregon. La frontera entre Oregón y Washington se actualizó en 1958. Es hora de mover otras fronteras”, asegura el sitio web.

Los defensores de la propuesta argumentan que las “franjas de votantes conservadores, pro-Trump y anti-impuestos” en las zonas rurales de Oregon tienen más en común con el estado de Idaho.

Oregon, que actualmente tiene dos senadores demócratas en el Senado de Estados Unidos, ha votado en azul en las elecciones presidenciales desde 1988, mientras que Idaho, con dos senadores republicanos de Estados Unidos, ha votado en rojo en las contiendas presidenciales desde 1968.

Mike McCarter, presidente de Citizens for Greater Idaho, aseguró en un comunicado de prensa que los condados rurales de Oregon están hartos de las políticas izquierdistas que los vienen perjudicando desde hace años. “Amenazan nuestros medios de vida, nuestras industrias, nuestra billetera, nuestros derechos de armas y nuestros valores”.

Por su lado, el gobernador republicano de Idaho, Brad Little, se manifestó a favor de la medida, aunque reconoció que tiene un largo camino por recorrer antes de que se convierta en realidad. 

En un comunicado el gobernador Little dijo:

“Entiendo por qué muchas personas quieren ser habitantes de Idaho. Miran a Idaho con cariño debido a nuestra fuerte economía, ambiente regulatorio y nuestros valores. Aún así, la decisión de cambiar las fronteras de Idaho y Oregón tendría que irse a través de las legislaturas de ambos estados y del Congreso de los Estados Unidos para su aprobación. Hay muchas cosas que deben suceder antes de que la frontera esté dentro de lo posible “

 Andrés Vacca– BLes.com