Redacción BLes – El candidato demócrata, Joe Biden, reveló el miércoles (12/12/2019) su nuevo plan de inmigración que se enfoca en crear una ‘hoja de ruta hacia la ciudadanía’ para los 11 millones de extranjeros ilegales que viven en EE. UU.

Entre las medidas, también destaca la implementación de una generosa ayuda de cuatro mil millones de dólares a los países centroamericanos, en un intento por ‘ganar terreno’ a sus adversarios de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

“Las nuevas propuestas surgen cuando Biden, de 77 años, busca construir una amplia base de apoyo que incluya inmigrantes y minorías raciales”, describió Reuters subrayando que las iniciativas del exvicepresidente de Barack Obama son diametralmente opuestas a las del actual presidente Donald Trump.

En su afán por “modernizar” el sistema de inmigración de EE. UU. propone detener la construcción del muro fronterizo –equipado con tecnología de detección de intrusos– con el que la actual administración afirma combatir el tráfico de drogas, la trata de personas y el ingreso de delincuentes que ponen en peligro la seguridad de las comunidades.

“Construir un muro hará poco para disuadir a los delincuentes y los carteles que buscan explotar nuestras fronteras”, aseguró Biden precisando que limitaría sus acciones al uso de tecnología en sitios como, por ejemplo, los puertos de entrada mientras “proporciona una hoja de ruta hacia la ciudadanía para casi 11 millones de inmigrantes indocumentados”.

Los requisitos mínimos para obtener la ciudadanía consistirían en “que se registren, estén al día con sus impuestos y hayan aprobado una verificación de antecedentes”.

Sobre este punto, cabe mencionar que un estudio de 2018 de investigadores afiliados a Yale sugirió que el cálculo de la cifra de inmigrantes ilegales es erróneo y que el total podría ascender a más de 22 millones.

“Hay un número que todo el mundo cita, pero cuando realmente cavas y dices: ‘¿En qué se basa?’ Encuentras que se basa en una encuesta muy específica y posiblemente en un enfoque que tiene algunas dificultades”, describió en aquel entonces, Jonathan Feinstein, profesor de economía y administración de John G. Searle en Yale SOM.

“Obamacare para todos”

La semana pasada, Biden, prometió en una entrevista brindar asistencia sanitaria ‘Obamacare’ –financiada por los contribuyentes– a todos los inmigrantes ilegales en EE. UU., práctica que, por otra parte, ya se está llevando a cabo en muchos estados pese a que la política federal lo prohíbe, señaló Wall Street Jornal.

Esta promesa de asegurar la atención médica a las personas que cometen el delito de ingresar ilegalmente a EE. UU. es un esfuerzo conjunto de los candidatos demócratas a las presidenciales 2020 y cuesta anualmente unos 20 mil millones de dólares a los estaodounidenses, de acuerdo al Centro de Estudios de Inmigración, una organización de investigación independiente sin fines de lucro.

Cabe mencionar que el mes pasado, Biden recibió algunas críticas de grupos de izquierda por su pasado político con Obama, con quien llevó a cabo más deportaciones que cualquier otra administración de la historia.

“La comunidad de inmigrantes y latinos no debe confiar en Biden, cuando continúa defendiendo el récord de 3 millones de deportaciones de Obama”, tuiteó la cuenta del “Movimiento Cosecha”, que protagonizó una protesta fallida para intentar que Biden se comprometiera a acabar con todas las deportaciones.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Ad will display in 09 seconds