Redacción BLesDos grupos de accionistas de Facebook que demandaron a la compañía aseguran que miembros de la junta directiva pagaron 5 mil millones de dólares a la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) para que tanto su CEO Mark Zuckerberg como la directora de operaciones Sheryl Sandberg no sean nombrados ni llamados a declarar en la demanda de Cambridge Analytica.

La demanda cuyos documentos se hicieron públicos este martes 21 de septiembre y a los cuales Político accedió, fue presentada el 16 de julio de 2021 contra Mark Zuckerberg, Sheryl Sandberg, otros directivos y Facebook.

En ella, dos grupos de accionistas Employee’s Retirement System of Rhode Island y City of Warwick System of Retirement, alegan que la junta directiva ofreció pagar 5 mil millones de dólares a la Comisión Federal de Comercio a cambio de quitar el nombre de Zuckerberg y Sandberg de una importante demanda contra Facebook por haber violado la privacidad de millones de usuarios. La condición también incluía no llamarlos a testificar.

“Zuckerberg, Sandberg y otros directores de Facebook acordaron autorizar un acuerdo multimillonario con la FTC como un quid pro quo expreso para proteger a Zuckerberg de ser nombrado en la demanda de la FTC, de ser sujeto a la responsabilidad personal o incluso de tener que sentarse a declarar”, dice una de las demandas.

El escándalo de Cambridge Analytica

En marzo de 2018, un empleado de Cambridge Analytica una empresa dedicada a analizar datos políticos, denunció que la compañía había colectado, a través de una aplicación, datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook para venderlos a sus clientes que buscaban realizar campañas políticas dirigidas a personas con ciertos perfiles.

Cambridge Analytica en su momento era socio de Facebook y según el exempleado que sopló el silbato, los datos procedían de un cuestionario de personalidad por el que se pagó a unas 270.000 personas. El cuestionario – “thisisyourdigitallife”- extrajo a su vez datos de los perfiles de sus amigos, creando una masiva base de datos.

Con esos datos, un profesor de psicología ruso de la Universidad de Cambridge, creó los perfiles de los usuarios para venderlos.

Trump contrató a Cambridge Analytica en junio de 2016 como parte de su campaña presidencial.

Facebook quedó implicado en el escándalo debido a que la información personal y privada de sus usuarios fue colectada sin su autorización o sin consentimiento.

En su defensa, Facebook dijo que los usuarios ingresan su información conscientemente, que ninguna contraseña ni información sensible fue violada.

Debido a la masiva violación de seguridad, la FTC demandó a Facebook, a su CEO Zuckerberg y a la directora de operaciones, Cheryl Sandberg. La multa original era de 106 millones de dólares, pero la junta directiva de la compañía ofreció la suma de cinco mil millones a cambio de la ‘inmunidad’ de Mark Zuckerberg y la Sra. Sandberg.

“La junta directiva nunca ha proporcionado un control serio sobre la autoridad sin límites de Zuckerberg. En cambio, lo ha habilitado, lo ha defendido y ha pagado miles de millones de dólares de las arcas corporativas de Facebook para hacer desaparecer sus problemas”, dijo uno de los grupos de accionistas.

También alegan que tanto Zuckerberg como Sandberg se negaron a ser entrevistados por PricewaterhouseCoopers (PwC), la empresa contratada para auditar el cumplimiento de la privacidad de Facebook como parte de un acuerdo de 2012 con la FTC, permitieron que otros directivos hicieran declaraciones falsas sobre las prácticas de la empresa y nunca proporcionaron a la junta copias de las auditorías de PwC.

En abril de 2018, Zuckerberg padeció ante el Congreso para ser cuestionado por el escándalo de Cambridge Analytica y dijo que no estaban al tanto de que la empresa de análisis de datos políticos estuviera recolectando información personal de sus usuarios.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.