Redacción BLesCalifornia iba camino a exigir la vacunación contra el COVID-19 a todos los estudiantes, incluidos a los que han presentado exenciones por creencias religiosas, pero el jueves por la noche los funcionarios de salud del estado anunciaron que retrasarían los mandatos para las escuelas hasta el año escolar 2023-24.

El gobernador Gavin Newsom había anunciado en otoño que el estado exigiría a los niños que se vacunen contra el COVID, que asistan a las clases en persona a partir del trimestre en que la vacuna reciba la aprobación final de la FDA para sus grupos de edad. 

Pero ahora su administración anunció que el mandato no entrará en vigor, como muy pronto, hasta el 1 de julio de 2023.

Por otro lado, horas antes del comunicado del Departamento de Salud Pública, el senador demócrata de Sacramento, Richard Pan, suspendió un proyecto de ley que habría obligado a todos los estudiantes a vacunarse contra el COVID-19 para asistir a la escuela, eliminando la exención por creencias existente en el estado.

Caifornia ya ha hecho esto para las demás vacunas que se exigen a los estudiantes, entre ellas la varicela, tétanos, sarampión y polio.

El senador Pan había presentado en enero el Proyecto de Ley del Senado 871  y que ahora anunció que dejará en suspenso, alegando que las tasas de vacunación contra el COVID-19, son “insuficientes” especialmente entre los niños y que “el estado debe enfocar sus esfuerzos en aumentar el acceso” a las mismas a través de médicos y proveedores de salud.

Solo un poco más de un tercio de los niños pequeños han recibido dichas vacunas, debido a que hasta la fecha, la FDA solo ha aprobado su aplicación en adolescentes mayores a 16 años. Niños de 5 a 15 años únicamente pueden recibir la vacuna de Pfizer,  mediante una autorización de uso de emergencia.

El proyecto de ley provocó una fuerte resistencia de algunos padres que se oponen a las vacunas infantiles obligatorias, así como de los republicanos, que aprovecharon su aplazo para pedir a Newsom que ponga fin a su requisito de vacunación para estudiantes, acorde a lo que informó The Sacramento Bee.

Uno de los republicanos que opinó fue el representante de la Asambea del Estado, Kevin Patrick Kiley, quien dijo que esta era una victoria para los padres y estudiantes de California “que hicieron oír sus voces”.

Acorde a una encuesta publicada el jueves por el Instituto de Estudios Gubernamentales de Berkeley, un número mínimo de votantes (el 4%) indicaron que el COVID es un tema prioritario en el estado, mientras que para el 31% lo era el acceso a una vivienda y para el 23% era prioridad la seguridad. 

Vanesa Catanzaro –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.