Redacción BLes – El gobernador de California, Gavin Newsom, promulgó el miércoles 9 de febrero una ley para restablecer los beneficios suplementarios de licencia remunerada por enfermedad para muchos trabajadores del estado. La legislación proporcionará hasta dos semanas de licencia en caso de ausencias relacionadas con COVID-19.

La nueva legislación firmada por el gobernador demócrata requiere que los empleadores con 26 o más empleados otorguen hasta 80 horas de licencia paga, divididos en dos tramos de 40 horas cada uno. Además, la ley otorgará ayuda económica a que las empresas que se ven obligadas a absorber los costos extras.

Durante una rueda de prensa realizada en el patio del restaurante NIDO de Oakland, Newsom dijo que “las empresas no pueden prosperar en un mundo que está fallando”, subrayando que es por eso que “la licencia por enfermedad es fundamental, y mantener a las personas saludables, mantener seguros a los clientes es tan importante”.

“Estoy orgulloso de su arduo trabajo”, dijo Newsom, según indicó LA Times. “No estaríamos aquí sin ellos y me siento honrado de poder firmar estas leyes hoy”.

Se espera que la nueva ley, que será retroactiva desde el 1 de enero y expirará el 30 de septiembre de este año, beneficie a los trabajadores afectados por cualquier situación que tengan que ver con el virus. 

Por ende los empleadores deben proporcionar hasta 40 horas de licencia pagada a sus trabajadores de tiempo completo que presenten síntomas de COVID-19, que deban cuidar a un familiar enfermo o que tengan hijos en edad escolar que no puedan asistir a la escuela debido a los cierres por pandemia.

Muchas de las disposiciones de la nueva legislación estaban contenidas en la que espiró en septiembre del 2021, pero se le agregaron algunas nuevas reglas negociadas por la comunidad empresarial. Una de ellas es el requisito de un resultado positivo de la prueba COVID-19 antes de aprobar una segunda semana de licencia paga.  

Si el empleado clasifica para un segundo paquete de 40 horas de licencia porque da positivo por COVID-19 o está cuidando a un miembro de su familia que dio positivo, los empleadores pueden exigir que el empleado proporcione documentación del resultado positivo de la prueba ya sea de él o de su familiar. 

Un empleador además puede proveerle al trabajador hasta 24 horas (3 días laborales) para asistir a las citas de vacunación y para recuperarse o cuidar a alguien con síntomas relacionados con la vacuna, salvo que empleado proporcione un certificado avalado por médico de que necesita más tiempo.

Con el objetivo de que las empresas del estado puedan palear los gastos que les generen las licencias adicionales de sus empleados, la legislatura de California aprobó junto a la nueva ley, varios otros proyectos de ley que brindan alivio impositivo y restauran los créditos fiscales que se habían suspendido al comienzo de la pandemia. 

Según los legisladores, la ley otorgará $6 mil millones en ayuda económica para las empresas y un estimado de $5.5 mil millones en reducciones de impuestos. Además, proporciona $150 millones adicionales en subvenciones para pequeñas empresas que se pusieron en listas de espera durante rondas anteriores de fondos de ayuda.

“Este paquete de ayuda comercial de más de $6 mil millones ayudará a compensar las pérdidas en las que han incurrido los empleadores, ayudará a crear empleos bien remunerados y acelerará nuestra recuperación económica de la pandemia”, dijo Jennifer Barrera, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de California, acorde a lo que informó la página oficial del gobernador Newsom.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.