La ciudad de Nueva York incrementa su capacidad de asistir a personas enfermas, pero no relacionadas con el virus del PCCh (Partido comunista chino), con la llegada del barco hospital USNS Comfort.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dio este lunes la bienvenida al buque hospital de la Armada USNS Comfort, que llegó al muelle 90 de la ciudad, en el sector oeste de la isla de Manhattan.

El navío con una tripulación de 1.200 personas, entre médicos, enfermeros y marineros, tiene 1.000 camas, las cuales estarán disponibles para atender a pacientes en los próximos días. El barco hospital tiene también una farmacia completa y varias salas de cirugía.

La Voz de América cubrió la llegada del Comfort a la ciudad de Nueva York, severamente impactada por el virus del PCCh.

El Comfort ha llevado a cabo misiones humanitarias en diferentes partes del mundo, trabajando directamente con las comunidades que lo han necesitado, como el año pasado, cuando surcó las aguas del Pacífico para prestar ayuda con el flujo de migrantes venezolanos en países como Colombia y Ecuador.

Este es un buque hospital que ha estado completamente aislado y que no ha tenido ningún contacto con el virus del PCCh.

Tampoco ahora tendrá contacto con el virus del PCCh. Solamente subirán a bordo los pacientes que sean admitidos para necesidades no relacionadas con el nuevo virus del PCCh, como operaciones de apendicitis y otras, y todos ellos serán sometidos a pruebas para comprobar que no son portadores del virus.

El contacto con los pacientes ingresados en el navío se hará por medio de videoconferencia.

Esto se une a los esfuerzos ya en marcha en los diferentes condados de Nueva York, donde se han habilitado cuatro hospitales federales adicionales: uno en Brooklyn, uno en Queens, otro en el área del Bronx y, por último, en Central Park.

Mientras la cifra de infectados del virus del PCCh supera los 59.000 y la cifra de muertos ya sobrepasó los 1.000, el gobernador asegura que siguen trabajando para reducir el impacto del virus del PCCh.

Este lunes también abre sus puertas un centro médico habilitado en el Centro de Convenciones Javits con la ayuda de la Guardia Nacional y la Agencia para Administración de Desastres de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés).

Por lo pronto, en la ciudad se han habilitado siete lugares donde las personas se pueden someter a la prueba del virus del PCCh desde sus automóviles.

Javits Center está listo

El Centro Javits ya se encuentra preparado para recibir a sus primeros pacientes, que “no tienen COVID-19”, afirmó el gobernador Andrew Cuomo, quien anunció que 66.497personas han dado positivo por COVID-19 en el estado de Nueva York y que 1.218 han muerto.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército, junto con el personal civil y los miembros de la Guardia Nacional de Nueva York, ejecutaron la dramática transformación del Centro Javits, un lugar normalmente bullicioso destinado a la celebración de ferias y convenciones, en una instalación médica totalmente equipada en solo una semana.

Voz de América.

Te puede interesar: Falun Dafa, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.