Nicolás Maduro será el gran ausente en la ceremonia de posesión de Gustavo Petro, quien tenía toda la intención de invitar al dictador venezolano pero el presidente saliente Iván Duque aclaró que hasta el 7 de agosto Colombia no lo reconoce como presidente.

La lista de los primeros invitados confirmados para la toma de posesión del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, la encabezan sus homólogos izquierdistas de Chile y Perú, Gabriel Boric y Pedro Castillo, respectivamente, así como el rey Felipe VI de España.

Un reporte de Caracol Radio revela que para la ceremonia del 7 de agosto también arribarán a Bogotá el jefe de Estado ecuatoriano, Guillermo Lasso; Luis Abinader, de República Dominicana; Luis Arce, de Bolivia; Mario Abdo Benítez, de Paraguay; Eugene Rhuggenaath, primer ministro de Curazao; Laurentino Cortizo, de Panamá, y Xiomara Castro de Zelaya, de Honduras.

Al gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lo representará su vicepresidente Félix Ulloa, mientras que México, Palestina, Portugal, Israel, Dinamarca, República Checa, Australia, Bélgica, Alemania, Noruega, Austria, Catar, Georgia, Grecia y Suiza enviarán a sus respectivos cancilleres.

Sin Maduro

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, se quedó con las ganas de asistir a la posesión de Petro, al igual que el segundo al mando en el régimen chavista, Diosdado Cabello, quien había expresado su intención de viajar a Bogotá.

El presidente saliente de Colombia, Iván Duque, lo anticipó, y su vicepresidente y canciller, Marta Lucía Ramírez, ratificó el rechazo a la presencia del régimen chavista por provocar el éxodo de seis millones de venezolanos y favorecer las actividades de los grupos criminales en la frontera. Vale recordar que Duque había dejado claro que hasta el último día de su gobierno Colombia no reconocería a Maduro como legítimo mandatario de Venezuela.

Sin embargo, Petro tendrá una atención especial con Maduro. Aunque estará ausente, la revista Semana afirma que este 20 de julio comenzarán “diálogos” entre las presidencias que serán canalizados por el Senado de Colombia y la Asamblea Nacional chavista.

Una ceremonia desmedida

Durante la investidura está prevista la exhibición de la espada de Simón Bolívar que el M-19 sustrajo de la Quinta de Bolívar en Bogotá y regresó tiempo después cuando la organización sanguinaria –en la que militó Petro– se desarticuló y entregó las armas.

Según el Nuevo Siglo, la idea de contar con la reliquia surgió de un mensaje de Petro en Twitter donde subrayó que durante una reunión con Duque vio la mítica espada de Bolívar. “Ahora la cuidaré y haré que el pueblo colombiano la pueda ver y ser su dueño”, dijo el mandatario electo, recordando inevitablemente los discursos de quien fuera su amigo, el fallecido dictador venezolano Hugo Chávez.

Pero no todo saldrá como añoraba. En el evento solo habrá 40000 asistentes y no los 100.000 que esperaba. Ningún escenario de Bogotá tenía capacidad y el acto se concretará en la Plaza de Bolívar. Los demás quedarán rezagados a las carreras séptima y octava, donde se dispondrán pantallas gigantes.

Estados Unidos llegará antes

En el caso de Estados Unidos, la administración de Joe Biden estará representada por Juan González, el director para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, quien confirmó que viajará a Colombia la próxima semana para reunirse con el gobierno entrante para definir la política bilateral.

“Aquí en la Casa Blanca vamos a visitar Colombia, antes de la inauguración (posesión presidencial) porque el enfoque después de la llamada entre los dos presidentes era la agenda, en donde se resaltó el tema del cambio climático, cooperación económica y la implementación del acuerdo de paz. Vamos para que cuando sea inaugurado el presidente Petro avancemos de una forma bastante concreta”, dijo González. La presencia en la posesión del Secretario de Estado, Antony Blinken, está entre las posibilidades.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.